Canción actual

Title

Artist


La Defensoría del Público lanzó un Observatorio contra los discursos de odio en los medios

Escrito por el 9 octubre, 2020

La defensora del Público, Miriam Lewin charló con Claudio Villarruel y Emanuel Respighi y explicó de qué se trata “NODIO”, el Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales que lanzó el organismo.

La herramienta, que fue presentada este viernes,  tiene como finalidad proteger a la ciudadanía de las noticias falsas, las publicaciones maliciosas y las falacias.

“Hay mucho discurso del odio con el objetivo de desestabilizar y promover conductas perjudiciales para la salud”, explicó.

Lewin sostuvo que la iniciativa surgió luego de las “denuncias de distintas comunidades, como las migrantes o los sectores populares, “que eran culpabilizadas por todos nuestros males”.

“Decidimos lanzar esta iniciativa que apunta a analizar este fenómeno y hacer iniciativas públicas y ciudadanas para neutralizar esto”, expresó.

Lewin sostuvo que “si la violencia sigue circulando por redes puede derivar, y ya derivó, en hechos de violencia física”.

Además, explicó que desde el Organismo, “no tenemos la capacidad sancionatoria: “La Defensoría promueve la libertad de expresión”.

“Cuando un colectivo es agredido por una persona determinada esto tiene un efecto contrario, se coarta la libertad de expresión de ese colectivo“, agregó.

“Si agredimos a esta comunidad que es más vulnerable estamos logrando que se la excluya del espacio publico“, sostuvo.

Lewin explicó que “lanzar agresiones, promover la cancelación del otro, eso no está bien”.

La importancia de chequear la información

La funcionaria indicó que “hay una cosa que se llama alfabetización mediática, que es empoderar a las audiencias para que identifiquen la información falsa”.

Lewin destacó la importancia de que el usuario, “sepa que corresponde, y es su responsabilidad, para proteger el dialogo democrático saludable, chequear esa información y no compartirla“.

También, indicó que “en esta época de los medios de comunicación y las redes, el potencial de daño de estas actitudes se potencia y puede generar conductas nocivas para la salud e incluso para la vida”.