Canción actual

Título

Artista

Dólar BNA: $79.75 / $85.75 Blue: $152.00 / $158.00
Tránsito |
parcialmente_nublado25.8° - Capital Federal

Libertad de prensa no es decir lo que sea

Escrito por el 18 febrero, 2020

La columna de Fernando Borroni.

Uno de los leitmotiv de la derecha cuando es oposición, en todos los países de la región es la denuncia sistemática al ataque a la libertad de expresión, a la libertad de prensa de los gobiernos populares que no responden a los sus intereses.

Como es precisamente la derecha en su expresión corporativa quien concentra los medios de comunicación se permite construir un discurso, un relato único y propio acerca de qué es y qué deja de ser la libertad de expresión y sobre todo la libertad de prensa.

La libertad de expresión para la derecha no es lo que entendemos mayoritariamente los hombres y mujeres comunes, lo de a pie… Para ellos la libertad de prensa tiene que ver con poder decir lo que se les ocurre, contra quienes se les ocurre, en el momento que se les ocurre y con la intencionalidad que se les ocurra. Construyen una noticia con elementos antojadizos en pos de sus intereses. No hay verdad para estos medios, hay intereses. No hay límites para estos intereses, solo hay obstáculo a sortear y que pueden hacerlo precisamente porque tienen los medios.

Clarín, La  Nación e Infobae nos quieren hacer creer que la libertad de prensa  es que salga Daniel Santoro a mentir sistemáticamente que salga la Lanata a ser la punta del ovillo para una operación de prensa, que salga Majul decir lo que dice porque tiene cada vez más ceros en sus cuentas bancarias, ellos sus voces, sus empleados, muy bien empleados la garantía de la libertad de prensa y cuando los confrontas, los denuncias, desnudas estas operaciones te acusan a vos de atentar contra la libertad de prensa.

Digámoslo con claridad: la libertad de prensa y expresión que vivimos en la región es el poder de decir, de los dueños de quienes  concentran las radios, los canales y el papel. Señores estamos frente a la  libertad de los dueños, porque si realmente querrían la libertad de expresión se desprendería de la concentración que tienen.

Hoy leo el titular de Clarín y me digo en voz alta: “Que lastima que no denunciaron la censura, el atentando contra la libertad de expresión, contra la libertad de prensa, contra todo tipo de libertades  en plena dictadura, en vez de ser sus voceros” “Qué lastima que no denunciaron la falta de libertad de expresión cuando Hernán Lombardi echó a 400 trabajadores de Telam, x ejemplo. (¿Dónde está Lombardi? Si alguien sabe que avise y lo mandé al nuevo  espectáculo de Adrián Stopellman, ¿Cómo se llama? “Que no escapen”)

Hay que decir, con el riesgo de que parecer soberbio, que mayoritariamente la sociedad que vivimos l manejan los conceptos de libertad de expresión de la derecha, por tanto difícilmente puedan aceptar que si queremos luchar por la libertad de prensa y expresión deberíamos luchar por ejemplo porque Clarín se desprenda de casi el 90% de los medios que tiene a nivel nacional

Fíjense si cualquiera del gobierno nacional y popular periodista, dirigente político, militante dice abiertamente que Clarín y La Nación, con  los  Leuco los Morales Solá, los Lanata, como otros tantos han sido parte y son grandes operadores de prensa que han incentivado a la persecución política, que han estigmatizado, han bastardeado la verdad y se le exige  explicaciones ante la justicia,  estamos atentando contra la libertad de prensa, contra la libertad de expresión

Sin embargo ellos llegaron titular barbaridades sobre distintos funcionarios del gobierno de los Kirchner, acusaron a Cristina de todo, no hace falta que lo repitamos, acusaron porque sí, encarcelaron, tienen presos políticos, hablaron del goce de la presidenta, que era bipolar, buscaron desestabilizar su gobierno, acusaron a su  hija de ser una corrupta y pudieron decirlo durante el gobierno de Cristina. Ahora insisto si les pedís explicación por tanto odio hecho noticia y tapa de diario es porque los estas persiguiendo.  

 Otra vez el leimotiv, la pregunta es cómo se lo combate… Hay que tener en claro que como es precisamente es una disputa comunicacional, por lo tanto hay que empezar a decir sin miedo.

Sin miedo hay que empezar a decir señores ustedes no pueden hablar de libertad de expresión y Libertad de prensa lávense la boca antes de hablar y de hacerse los guardianes de la libertad de expresión y la libertad de prensa lávense la boca antes de acusar por ejemplo a un espacio político como el kirchnerismo que cuando gobernó derogó la ley de calumnias e injurias.

Pero además deberíamos discutir en algún momento libertad de prensa, la libertad de expresión, para qué… para decirle lo que tengamos ganas, para estigmatizar a los más humildes y vanagloriar a los que más tienen, libertad de prensa para construir sociedades meritocráticas y despreciar lo colectivo, libertad de prensa para hacer de  voceros los que se han robado sistemáticamente el país y ser detractores de los que sufren eso saqueos?

En todo caso la respuesta es sí, todo el mundo tiene el derecho a decir lo que piensa y lo que opina, lamentablemente muchos lo usan para despreciar, para perseguir, para desprestigiar, para humillar a otros, pero ese se juega libertad de expresión el tema es qué para los despreciados, para los humillados para los marginados, para los estigmatizados, hay menos espacio de donde hablar ,hay más espacios en donde silenciarnos por tanto no hablen de libertad de expresión, de libertad de expresar, ustedes no.

La lucha por la libertad de prensa,  por la libertad de expresión le pertenece a un pueblo no le pertenece a un medio, no se la roben, no les corresponde no tienen autoridad moral, no tiene eticidad para sostenerlo.