AM 750 Una señal

Zaffaroni y la guerra en Europa: "Hay que preguntarle a europeos y estadounidenses qué tan civilizados son"

La columna de Raúl Zaffaroni en La García.


En su columna en La García, Raúl Zaffaroni realizó un repaso histórico de las guerras en Europa. El exjuez recordó que en el viejo continente hubo cuatro siglos de conflictos bélicos continuos y puso en crisis la idea de Europa como precursora de los derechos humanos. "Es momento de preguntarnos qué tan civilizados son los europeos y los estadounidenses", expresó.

La columna de Zaffaroni

Siempre es bueno repasar la historia, sobre todo en este momento donde estamos todos preocupados por lo que pasa en Europa. Es importante recordar que entre el siglo XVI y hasta el siglo XX, Europa no tuvo ni un solo día sin guerra. 

El siglo XX comienza con la primera guerra de los Balcanes, donde Austria y otras potencias recuperan del Imperio Otomano una parte de dominio.

Luego los australianos empezaron a pelearse por quien manejaba esas tierras con Rusia y entonces comenzó una segunda guerra de los Balcanes. Pero no nos olvidemos que hubo una tercera guerra de los Balcanes y todos sabemos que terminó con crímenes que fueron juzgados algunos por el tribunal para la ex Yugoslavia. 

Después de la segunda guerra de los Balcanes empieza la Primera Guerra Mundial. Se inician 30 años de guerra en Europa. La guerra de 1914-1918 parece que se olvida. Se recuerda más la segunda guerra, la de 1939-1945.  

Todos dicen que la primera guerra se inicia por un atentado en Sarajevo, donde matan al príncipe heredero de Austria-Hungría y a su mujer. Tras el atentado, el viejo emperador Francisco José, que arrastraba 50 años de imperio, le declara la guerra a serbia. Como Rusia era garante de Serbia, se mete en la guerra. Luego se suma Francia y Alemania, y se arma la primera etapa de la guerra. 

La guerra que empezó como una cosa que pretendía ser defensiva se les terminó yendo de las manos a todos. Creyeron que era una guerra que iba a durar seis, siete meses y cuando se quisieron acordar, la guerra se prolongó.

Todos dicen que el imperio alemán era autoritario pero realmente era imperio desordenado, una cosa anárquica que no se sabia bien quien gobernaba. Ahí empezaron a disputarse intereses entre los industriales y los que vivían de la guerra y el conflicto se fue prolongando. 

Los socialdemócratas decían que había que terminar con la guerra dignamente pero había otros que se oponían y decían que tenían que conquistar toda Europa. Estos son los que terminan triunfando. Como Alemania tenia submarinos, los usaron y hundieron el Lusitania. Esto irritó al mundo y determinó que entrase en la guerra Estados Unidos, que realmente decidió el final de la guerra en favor de los aliados y en perjuicio de los imperios centrales, es decir, de Alemania y de Austria. 

Luego de la guerra vino el pacto de Versalles, humillan a Alemania y el único que salió con ventaja de eso fue Estados Unidos, porque no había habido guerra en su territorio. Allí fueron los capitales. Había una poderosa tendencia de la inmigración de Europa a Estados Unidos.

Esta inmigración era controlada con principios racistas. La sociedad norteamericana se ha dinamizado. Afluían los capitales, hasta que finalmente todo eso explotó como explota todo festival de especulación. Vino la gran crisis del año 29 que no solo afectó a Estados Unidos: también repercute en Europa, donde genera más pobreza.

En este contexto aparece un payasito alemán que recibe el apoyo de todos porque podía ayudar a frenar el avance de la URSS donde ya se había terminado la guerra civil. Lo necesitan para parar al comunismo. Este payasito fue Hitler y todos sabemos cómo terminó la cosa.

Mientras todo esto pasaba ninguno de estos beligerantes, ninguno de los pensadores de esta Europa se ocupaba de lo que sucedía en el hemisferio sur. Ninguno se ocupaba realmente de los millones de muertos en el Congo de Leopoldo Segundo. Tampoco se ocupaba del colonialismo británico en la India, que entre las hambrunas y el hambre se llevó a más de veinte millones de personas. 

Esta es la civilización del norte es la que nos cuentan que sus pensadores fueron los que crearon e inventaron los derechos. Es la falsificación más grande de la historia.

Nadie que haya protagonizado tantas guerras y matanzas puede enseñar derechos humanos. La verdadera historia de la idea de los derechos humanos no tiene nada que ver con esto. Es una historia que surge entre nosotros en el siglo XV y quizá se puede decir que tiene un autor que fue Fray Bartolomé de las Casas. 

Creo que tenemos que preguntarnos entonces si no será el momento de preguntarle a los europeos y a los norteamericanos qué tan civilizados son y bueno. Quizás sea momento de que pensemos nosotros alternativa de este sur del planeta.

Compartir:

Te puede interesar






750 AM 750 AM
Grupo Octubre

Lo mejor de AM750 en tu mail

Suscribite para recibir novedades de la AM750.

AM750


Venezuela 370,
Ciudad de Buenos Aires
Tel: +54 11 5354-6651

Contacto Comercial
Tel.: (+54 9 11) 3891-3828
Venezuela 356, CP C1095AAH,
Ciudad de Buenos Aires

Mapa del sitio
Ir hacia arriba