AM 750 Una señal

Causa Maradona: uno por uno, qué dijeron los procesados por la muerte del Diez

"Abrimos la puerta y parecía dormido", "lo sentí frío", "faltaba un desfibrilador". Las diferentes versiones del día en el que el Diez falleció y sus últimos días, rodeado de médicos.


Causa Maradona: uno por uno, qué dijeron los procesados por la muerte del Diez

Este jueves 25 de noviembre se cumple un año de la muerte de Diego Armando Maradona. Hace 365 que su imagen se multiplica en homenajes, archivos, series y documentales. Pero también Pelusa fue el centro de horas y horas de cobertura periodística en torno a la causa judicial que investiga su muerte.

En esta dirección, a comienzos de noviembre los fiscales generales adjuntos de San Isidro, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, junto a su par de Benavídez, Laura Capra, confirmaron la lista de los imputados que fueron procesados por "presunto homicidio con dolo eventual".

En total son siete apuntados por la Justicia, que ahora busca determinar el rol y la responsabilidad de las partes en la tragedia. Todos ellos, a lo largo de este año, eligieron tener más o menos exposición en los medios, donde pudieron explicar su versión de los hechos.

1. Leopoldo Luque, neurocirujano

Leopoldo Luque fue el neurocirujano que atendió a Diego Maradona los meses previos a su muerte. Fue uno de los procesados que más diálogo tuvo con la prensa.

Luque dijo, tras conocerse la noticia de la muerte del Diez, que que Maradona "se fue con un cuadro de abstinencia alcohólica y se acordó con la doctora Cosachov y los médicos de la empresa la internación domiciliaria".

"Yo no abandono a nadie. Yo asumo un compromiso y voy hasta donde tenga que ir para ayudar. Si yo lo dejaba a Diego, él se quedaba solo. Si lo dejaba, me cuidaba yo y a mi familia que ahora está sufriendo por esto. Pero yo elegí continuar y ayudar a un paciente que necesitaba ayuda. Fue una elección mía como médico".

Leopoldo Luque

Sobre el informe de los peritos, dijo: "Nosotros vemos grandes errores en la interpretación de la autopsia con respecto a la agonía. No lo justifican con nada".

"Yo a Diego lo acompañé hasta el último segundo. 'Médico de cabera', dicen. Yo soy neurocirujano. Diego odiaba a los médicos, conmigo era diferente porque yo no buscaba nada con él", dijo Leopoldo Luque.

"Hablan de un edema agudo de pulmón, de una insuficiencia cardíaca crónica, y yo no conozco pacientes que fallezcan en posición horizontal y con los ojos cerrados. Ponen en duda todos los testimonios, tratan de sostener un diagnóstico que es insostenible”, sentenció. En este contexto, Luque sostuvo que "no tiene miedo de ir preso".

2. Carlos Díaz, psicólogo

Carlos Díaz fue el psicólogo que trabajaba junto al equipo médico de Maradona. Sobre su llegada al Diez, aseguró que inicialmente fue convocado Matías Morla. "Diego estaba comprometido a llevar adelante un cambio", sostuvo.

Luego, agregó: "Yo estaba muy en contacto con agustina Cosachov porque estábamos trabajando con su salud mental. Con Luque no tenía mucho que trabajar”.

Su trabajo, sin embargo, fue uno de los más cuestionados por la familia Maradona y quienes convivían con Pelusa en la casa de Tigre. "Este tipo que va a mentir a la tele se olvida que hay miles de chats presentados en la Justicia diciendo todo lo contrario a lo que va a mentir en la tele. ¡No tenes vergüenza! ¿Por qué no explicas por qué vos, como psicólogo, le gestionabas el sueldo a Cosachov?", dijo Dalma Maradona

Sobre este asunto, dijo: "Entiendo que Dalma está muy dolida por la muerte de su padre, a ella le generó rechazo porque fui convocado por Morla. Ellas le tienen un profundo odio a Matías".

Su relato del día de la muerte de Maradona fue el siguiente: "Ese miércoles yo tenía cita con él. Llegué junto a Agustina Cosachov que ese día le iba a ajustar la medicación. Primero charlamos un poco con la enfermera (Daiana Madrid) y nos comenta que esa mañana había escuchado a Diego caminando dentro de la habitación".

"Luego hablamos con los convivientes, Maximiliano Pomargo y Jonathan Espósito, que nos comentan que Diego había tenido días mejores y otros en los que había estado más recluido... y cuando nos acercamos a la puerta y lo llamamos no respondió. Abrimos la puerta y lo vimos en apariencia dormido. Estaba con el torso semidesnudo, semitapado...", agregó en América TV.

"Luque era el médico de confianza de Diego. Era un facilitador que trabaja de llevarlo a todos lados. Se manoseó mucho su figura. Fue él quien convocó a Cosachov, que es una excelentísima profesional", dijo el psicólogo Carlos Díaz.

"Lo llamamos algunas veces con Agustina pero no nos respondía. Entonces salimos y les dijimos a Maxi y a Jonathan. Ellos nos dijeron que era algo muy frecuente en Diego, que cuando no quería recibir a los médicos se hacía el dormido, y no sentimos ninguna preocupación", siguió.

Y concluyó: "Cuando ellos entraron vieron que no tenía pulso y entró la enfermera corriendo a empezar a hacerle maniobras de RCP. Se iba turnando con Agustina y en ese momento le dije a Pomargo que llame al 107 y a Jonathan que me comunicara con la guardia del country para contactar a algún médico vecino".

3. Agustina Cosachov, psiquiatra

Agustina Cosachov, empezó a trabajar como psiquiatra de con Maradona el 27 de junio de 2020. Igual que Carlos Díaz, estuvo presente en el momento de la muerte del astro.

Ante la justicia, presentó un extenso escrito donde respondió las más de 60 preguntas que tenían preparadas los investigadores. Allí manifestó que no tuvo nada que ver con la muerte de Maradona y que ella nunca echó a los acompañantes terapéuticos ni al médico clínico.

"Fui convocada y asistí al paciente Diego Armando Maradona solamente en su aspecto psiquiátrico, ello en función de mi especialidad médica, los controles y el seguimiento clínico del paciente quedó a cargo de su prepaga a través de empresas tercerizadas conforme surge de la prueba".

Agustina Cosachov

De esta manera, responsabilizó a la empresa de medicina prepaga y a los enfermeros por las eventuales fallas en la internación domiciliaria y afirmó que el deceso del “10” fue “imprevisible para todos”.

Cosachov sostuvo que "todo indica a esta altura que la muerte de Maradona obedeció a una cuestión cardiaca que no dio avisos previos”.

"La medicación que indicaba la doctora Cosachov era, en líneas generales, la misma que durante los seis meses que lo trató. Durante este transcurso fue viso y analizado por distintos médicos y nunca hubo una recomendación de cambiarlos", dijo el abogado Vadim Mischanchuk.

"El 25 de noviembre concurrimos con el licenciado (Carlos) Diaz. Ingresamos a la habitación. Llamamos al paciente dos veces sin respuesta. No tenía pulsación ni respiración. Lo sentí frío", relató sobre lo ocurrido.

Después, en la misma sintonía que lo declarado por el psicólogo, aclaró que ella sí participó del RCP. Quien también presentó el mismo relato fue la enfermera Dahiana Gisella Madrid, que dijo que tuvo que sacarla porque lo estaba haciendo mal.

4. Nancy Forlini, médica coordinadora

Nancy Forlini era la médica coordinadora del equipo que asistía a Diego Maradona. En sus declaraciones negó que le hubieran pedido a la empresa de medicina prepaga una internación domiciliaria. Además, afirmó que todas las decisiones relativas al cuidado de la salud las tomaban Agustina Cosachov y Leopoldo Luque.

Al igual que Cosachov, fue a los tribunales acompañada por su defensor, Nicolás D’Albora, donde declaró por escrito y se negó a contestar las preguntas. Allí explicó que su rol en la empresa Swiss Medical, en cuanto a las prestaciones domiciliarias que ofrece, es más bien administrativo.

Sobre la muerte de Maradona, dijo: "Yo recibo el día de la externación la solicitud de cuidados domiciliarios y el diagnóstico era posoperatorio por hematoma subdural. Nunca recibí un pedido de internación domiciliaria".

Cabe mencionar que el Diez había sido operado por un hematoma subdural, en la Clínica Olivos el 11 de noviembre y enviado a la casa del barrio San Andrés, donde falleció dos semanas más tarde.

“En este caso quedó clarísimo que la solicitud era solamente prestacional […] Me solicitaron organizar un servicio de enfermería y acompañantes terapéuticos con cobertura 24 horas”, agregó Forlini.

Luego, al manifestar quién tenía la responsabilidad sobre el tratamiento de Maradona, señaló a Luque y Cosachov. Al respecto dijo: "Claramente nos indicaron que serían sus médicos personales quienes tomarían todas las decisiones".

5. Dahiana Gisella Madrid, enfermera

La enfermera Dahiana Madrid pasó de testigo a imputada.

Dahiana Gisella Madrid era una de las enfermeras de Maradona. Su contacto con la prensa fue nulo, y en muy pocas ocasiones el encargado de hablar fue su abogado, Rodolfo Baqué.

"Yo fui a trabajar como enfermera no habiendo participado en ningún plan criminal, ni habiendo tenido ninguna actitud dolosa. La familia de quien yo asistía como enfermera tiene derecho a conocer la verdad y yo tengo el deber de decirla", dijo en un escrito.  

Además, Madrid dijo que el primer día que vio a Maradona pudo atenderlo. Sin embargo, comentó que al día siguiente, el lunes 16, le dijo que se vaya. En el relato sostiene que a partir de ahí no pudo controlar a diario los signos vitales del Diez. 

"No le tomaba la presión ni la frecuencia cardíaca. Diego tenía algo contra la enfermera. La echó el lunes 16", dijo su abogado Nicolás D’Albora.

"Decían que no hacía falta que entre a tomarle los controles, que no hacía falta, que estábamos para darle la medicación", dijo. Y agregó: "En un momento le digo a Jony 'entramos' y él me dice 'no, vos estás para darle la medicación'".

El día de la muerte de Maradona tampoco pudo controlarlo. Aseguró en las hojas que llevan el control que el paciente "continúa descansando".

"Si vos sos un paciente cardíaco sabés que sos una bomba de tiempo, pero no había ningún acondicionamiento para la patología del paciente. Lo único que había era control de signos vitales. Un termómetro y un saturómetro. Faltaba un desfribilador, un tubo de oxígeno en caso de requerirse, un abocat, entre otros".

Dahiana Gisella Madrid

Finalmente, igual que Forlini, djio que "Cosachov era la única que daba indicaciones". "De Forlini no tuve indicaciones. De Luque tampoco", señaló.

"Yo pregunté si se podía realizar la curación de la post cirugía y me dieron la autorización, y la hice el viernes que me dejó acercarme porque tampoco había indicación de curación. Mariano Perroni me dio la autorización", sostuvo.

6. Ricardo Almirón, enfermero

Foto: Clarín

Ricardo Almirón era otro de los enfermeros que trabajaba junto a Diego Maradona. Su relato tiene muchas coincidencias con el de su colega Madrid.

"Desde el primer momento pregunté por la epicrisis, patología del paciente, antecedentes y medicación, de lo cual no hubo respuesta. En mi poder tenía elementos de control diarios, como termómetro, saturómetro, tensiómetro, lo cual utilicé para realizar los primeros controles, ya que la empresa no me había dado nada”, dijo a Nelson Castro en su libro  “La salud de Diego”.

"Faltaban los elementos para afrontar una urgencia y otros de relevancia para el caso. La necesidad del monitor se condecía con las frecuencias cardíacas que presentaba el paciente. Las alarmas habrían detectado cuando aumentaba o bajaba la frecuencia”, agregó.

“En todo momento me indicaron que era un cuadro psiquiátrico. No me comentaron sobre otro antecedente ni anomalía”.

Ricardo Almirón

En tanto, Almirón declaró ante la justicia que Maradona era reacio a los controles. Sin embargo, contradijo lo que había presentado Madrid. Sostuvo que él sí le había tomado control de los signos vitales.

Relató que ingresaba a la habitación "con el personal de seguridad y su sobrino Jonathan" y que "la mayoría de las veces el paciente estaba 'taquicardio'".

Almirón aclaró que pasaba todos y cada uno de los informes al grupo de WhatsApp y que por consiguiente "los médicos Cosachov y Forlini tuvieron la frecuencia cardiaca de Diego todo el tiempo".

7. Mario Perroni, jefe del equipo de enfermeros

Mariano Ariel Perroni fue el coordinador de enfermeros que trabajaba con Diego Maradona. Su comienzo en la causa fue como testigo, aunque luego la fiscalía decidió imputarlo.

Según indica el expediente, el profesional de la salud se desligó de la atención del exfutbolista, aclaró que nunca fue a la casa de la internación domiciliaria y solo aportó detalles de su trabajo administrativo. Esta declaración testimonial fue tomada el 26 de noviembre pasado, a 24 horas del fallecimiento del Diez.

Allí Perroni se presentó como el "coordinador administrativo del grupo de enfermería" que atendió a Maradona y "empleado" de la empresa "Medidom", en la que la prepaga Swiss Medical había tercerizado la atención domiciliaria del DT de Gimnasia.

"Eran cuidados domiciliarios, no una internación. Eso fue lo solicitado por los médicos de cabecera. En primera instancia teníamos comunicación con Cosachov, lego se cortó la comunicación y era directo con Forlini", dijo Mario Perroni.

También, explicó que sus tareas eran la de "llevar el presentismo, solicitar informes de cambio de guardia y todas cuestiones atinentes a la organización administrativa de personal".

Perroni señaló a Forlini, coordinadora para Swiss Medical de la internación domiciliaria de Maradona, como "la jefa médica del grupo" y su "superior jerárquico".

Una vez como imputado, su declaración fue en la misma dirección. Sostuvo que la orden era de cuidados y no de internación, que la indicación era no revisar a Maradona en contra de su voluntad y que las indicaciones las daba Cosachov.

"Perroni es un gerente de personal que asigna turnos. Si la fiscalía lo sabe potencias, les puede decir muchas cosas", Miguel Ángel Pierri, abogado de Perroni.

"Por pedido de los médicos tratantes, las obligaciones concretas era que se le suministrara la medicación en horario. Que no se lo invada, no se lo moleste y no se lo excite. Los médicos eran Luque y Cosachov. Ese fue siempre el pedido de Cosachov", dijo Perroni.

Compartir:

Te puede interesar






750 AM 750 AM
Grupo Octubre

Lo mejor de AM750 en tu mail

Suscribite para recibir gratis el newsletter de AM750. Todos los sábados, lo mejor de la semana, en un mail.

AM750


Venezuela 370,
Ciudad de Buenos Aires
Tel: +54 11 5354-6651

Contacto Comercial
Tel.: (+54 9 11) 3891-3828
Venezuela 356, CP C1095AAH,
Ciudad de Buenos Aires

Mapa del sitio
Ir hacia arriba