AM 750 Una señal

Robin Williams: a siete años de su muerte, cuatro películas para recordarlo

El actor se suicidó a causa de la depresión que le causaba la enfermedad que sobrellevaba en secreto: la demencia con cuerpos de Lewy.


Robin Williams: a siete años de su muerte, cuatro películas para recordarlo

Un 11 de agosto de 2014 el mundo se volvió un poco más gris con la noticia del fallecimiento del actor Robin Williams. Su suicidio sacudió el mundo del espectáculo, dado que no se conoció su afección hasta tiempo después.

Robin McLaurin Williams nació el 21 de junio de 1952 en Chicago, Illinois. Dejó sus estudios en Ciencias Políticas tras cruzarse con el teatro, su verdadera pasión, e ingresó en la prestigiosa academia de interpretación Juilliard School, Nueva York, y tres años más tarde Williams regresó a California y se instaló en San Francisco, donde buscó su oportunidad para actuar en comedias teatrales. En 1976, a los 25 años, tuvo una audición y fue contratado, lo que marcó el inicio de su carrera.

Dos años después trabajó en Mork & Mindy, una serie de televisión en la que interpretaba a un extraterrestre y en la que obtuvo un éxito arrollador. La serie continuó durante años y Williams corría el riesgo de quedarse encasillado en el papel. Por ello, la abandonó e hizo una primera película de cine, que pasó inadvertida.

Su gran debut lo tuvo en Popeye, de Robert Altman, película que no consiguió el éxito esperado pero que dio a conocer a Williams a las audiencias de cine. Su siguiente película fue The World According to Garp, de George Roy Hill, en la que interpretaba a un personaje difícil, agradable pero no cómico. Williams también superó esta prueba de forma brillante y con ella incrementó su popularidad.

El actor dijo alguna vez que, debido al estrés que le generaba hacer stand-up, comenzó a consumir drogas y alcohol a principios de su carrera, sin embargo nunca las utilizaba mientras estaba en el escenario, pero ocasionalmente se presentaba cuando estaba enfermo, con una resaca del día anterior. Durante el período en el que consumía cocaína dijo que sentirse paranoico a la hora de hacer un show.

Demencia con cuerpos de Lewy, la enfermedad que castigó a Robin Williams

Williams tenía síntomas relacionados a la depresión, Parkinson, confusión, alucinaciones y pérdida de memoria, entre otros. Se dijo que la depresión fue la que lo mató, pero lo cierto es que esta fue solo un síntoma más de la afección que realmente se lo llevó, la demencia de los cuerpos de Lewy, una de las más comunes con el Alzheimer y la demencia vascular.

Esta enfermedad ocurre cuando unas estructuras anormales, llamadas cuerpos de Lewy, se acumulan en determinadas áreas del cerebro y provocan un amplio abanico de síntomas que se caracterizan por:

  • Declive progresivo de las funciones cognitivas.
  • Cognición fluctuante: los estados de alerta y atención fluctúan permanentemente, provocando episodios de confusión y una difícil evaluación médica.
  • Parkinsonismo (rigidez, temblor y lentitud de movimientos).
  • Alucinaciones visuales durante la primera etapa de la enfermedad.
  • Susceptibilidad a los efectos secundarios de los medicamentos antipsicóticos y neurolépticos.
  • Trastornos del sueño asociados a la fase REM (hablar en sueños, moverse, caerse...), antes de que se manifiesten los síntomas de demencia.

Son síntomas similares a los que provoca el Alzheimer y el Parkinson, por lo que resulta muchas veces complicada de diagnosticar. Los métodos de neuroimagen o test cerebrales pueden servir como orientación diagnóstica pero no son 100 por ciento precisos y la única manera de confirmar el diagnostico es con la autopsia cerebral.

Es por esto que no se supo que el actor padecía de demencia con cuerpos de Lewy hasta después de su muerte. Robin Williams luchó con esta terrible enfermedad por los pero llegó el momento dónde no pudo más. Parecía que estaba perdiendo su mente y ya no era el mismo y él, era muy consciente de eso, aunque no sabía por qué.

Cuatro films para conocer a Robin Williams

La Sociedad de los Poetas Muertos (Dead Poet's Society, 1989)

La vida de cuatro adolescentes cambia cuando entran a la prestigiosa Academia Walton en 1959 y conocen al Profesor Keating (Williams), un docente de literatura que los sorprende con su estilo desestructurante respecto del estilo académico imperante, argumenta que la poesía que ellos estudian es basura y que la verdadera poesía no tiene
estructura, ni normas porque ella debe intentar romper con los esquemas imperantes.

Despertares (Awakenings, 1990)

La película trata sobre la historia del doctor Malcom Sayer (Robin Williams), un médico que durante toda su carrera se ha dedicado a la experimentación con lombrices. Consigue un trabajo en un hospital de la ciudad de Nueva York, donde comienza a tratar con pacientes en estado catatónico.

El film está basado en la autobiografía del neurólogo Oliver Sacks, sobre la historia real del descubrimiento, en 1969, de los efectos benéficos temporales de la L-dopa y su aplicación a pacientes catatónicos que sobrevivieron a la epidemia de encefalitis letárgica de 1917-1928.

Papá por siempre (Mrs. Doubtfire, 1993)

Daniel Hillard (Williams), un actor de voz independiente, a pesar de ser un devoto padre para sus tres hijos, Lydia, Chris y Natalie, su distanciada esposa Miranda lo considera no fidedigno. Daniel renuncia a su trabajo tras un desacuerdo sobre un libreto cuestionable y regresa a casa para realizar una caótica fiesta de cumpleaños para Chris a pesar de las objeciones de Miranda. Esto termina siendo la gota que rebasó el vaso para Miranda, quién pide un divorcio. La corte le entrega la custodia de los niños a Miranda; la custodia compartida será posible siempre y cuando Daniel encuentre un trabajo estable y una residencia apropiada dentro de tres meses.

Mientras Daniel trabaja para reconstruir su vida, asegurándose un apartamento y un nuevo trabajo en la estación de televisión, se entera de que Miranda está buscando una ama de llaves. Él secretamente altera su anuncio del periódico, efectivamente evitando cualquier comunicación entre Miranda y potenciales candidatos para esta posición. Utilizando sus habilidades como actor de voz, llama a Miranda mientras posa como una serie de postulantes indeseables, hasta finalmente llamar como la "Sra. Euphegenia Doubtfire", una nana de acento escocés con fuertes credenciales.

Más allá de los sueños (What dreams may come, 1998) 

Mientras estaba de vacaciones en Suiza, el pediatra Chris Nielsen (Robin Williams) conoce a la artista Annie Collins (Annabella Sciorra). Se casan y tienen dos hijos, Ian (Josh Paddock) y Marie (Jessica Brooks Grant). Su idílica vida termina cuando los niños mueren en un accidente automovilístico. Cuatro años después, Chris muere también en un accidente automovilístico. Sin darse cuenta de que está muerto y confundido de que nadie interactuará con él, Chris permanece en la Tierra. Una hermosa fábula sobre el amor, la vida y la muerte.

Compartir:

Te puede interesar






750 AM 750 AM
Grupo Octubre

Lo mejor de AM750 en tu mail

Suscribite para recibir gratis el newsletter de AM750. Todos los sábados, lo mejor de la semana, en un mail.

AM750


Venezuela 370,
Ciudad de Buenos Aires
Tel: +54 11 5354-6651

Contacto Comercial
Tel.: (+54 9 11) 3891-3828
Venezuela 356, CP C1095AAH,
Ciudad de Buenos Aires

Mapa del sitio
Ir hacia arriba