AM 750 Una señal

Noticias más recientes

Víctor Hugo, indignado con los antivacunas: "¿Qué tienen en la cabeza?"

El editorial de Víctor Hugo en La Mañana de AM750.


Víctor Hugo, indignado con los antivacunas: "¿Qué tienen en la cabeza?"

¿Cómo es la cabeza de un antivacuna? Vamos a hacer una experiencia, vamos a meternos en el cerebro de esa persona, un ratito aunque sea, para procurar entenderlo.

¿Desde qué lugar alguien puede ser antivacunas? ¿Desde el lugar de no creer en la vacuna y el efecto que ha tenido? Eso imposible porque la vacuna ha demostrado Haber beneficiado a la humanidad en forma continuada, siempre.

¿Se puede ser antivacunas porque le tiene miedo al pinchazo? No, porque estamos hablando de gente que ya sabe que el pinchazo dura un instante nada más.

Entonces, ¿qué hay en la cabeza de un antivacunas? Estamos caminando por el cerebro de alguien que dice "yo estoy en contra de la vacuna, yo no quiero la vacuna", pero para colmo son como 40 cabezas cada 100 en la provincia de Córdoba y 45 cabezas de cada 100 en Mendoza y muchísimas cabezas en Francia. Toda la gente de la derecha, eso es verdad.

Por ahí tenemos ya un sendero. No es un laberinto sin salida en el que nos vamos a perder, porque es fácil detectar que son los mismos que estaban en contra de la cuarentena, por ejemplo.

Ese es un dato. Ahí tenemos un dato muy pero muy interesante. Creo que ser anti vacuna es ser de una manera muy impropia de lo que en esta recorrida por el cerebro buscamos en las personas que es la inteligencia.

El tema es político. Son anti gobierno que quiere preocuparse del pueblo como tal. Esto sucede en Francia, en Estados Unidos o en cualquier parte del mundo. Pero además, en algunos lugares hubo campaña de los medios de comunicación.

No hay muchos lugares donde haya habido campaña tan fuerte como en la Argentina o como en Estados Unidos. La campaña fuerte en la Argentina ya sabemos por quién fue llevada a cabo. Este 2021 empezaba con los medios opositores diciendo que no se iban a vacunar de 18 a 60 años. Le informaban de esto a millones de personas.

Millones de personas eran informadas del desaliento, el desencanto, la decepción que provocaba que ellos no iban a ser vacunados. Hay que ser delincuentes para decirle eso a la gente sin tener una sola prueba. La mejor prueba de que mentían es que ahora están siendo vacunados de 18 a 60 años todos.

Pero es más curioso todavía ese papel de los medios de comunicación, porque los medios tienen que hacer fuerza por hacernos mejores. Cada palabra que se dice por radio, por televisión, es para construir un mundo más decente. Un mundo mejor. ¿Si no, para qué?

Compartir:

Te puede interesar






Ir hacia arriba