AM 750 Una señal

A 47 años de la muerte de Juan Domingo Perón: fotos históricas del día que el país se vistió de luto

"Ha muerto un apóstol de la paz y la no violencia", anunció con voz entrecortada por televisión Isabel, la mujer que desde ese día gobernaría el país hasta el 24 de marzo de 1976, cuando se produjo un golpe de Estado.


El general Juan Domingo Perón, fundador del movimiento de masas que signó la historia de Argentina, fallecía hace 47 años en el ejercicio de su tercera presidencia constitucional, con lo que el país quedaba huérfano de liderazgo en medio de una creciente espiral de violencia política que anticipaba la irrupción del terrorismo de Estado.

La salud de Perón empezó a deteriorarse en la ultima quincena de junio de 1974 y el sábado 29, en horas del mediodía, debe delegar el mando en Isabel. En la mañana del lunes 1 de julio, Perón recibe la extremaunción de parte del sacerdote Héctor Ponzio en Olivos y ese día a las 13.15, los médicos Pedro Cossio y Jorge Taiana, junto con los doctores Domingo Liotta y Pedro Vázquez, firman el certificado de defunción.

"Ha muerto un apóstol de la paz y la no violencia", anunció con voz entrecortada por televisión Isabel, la mujer que desde ese día gobernará el país hasta el 24 de marzo de 1976, cuando un golpe cívico militar la derrocó. La congoja popular ante la pérdida del hombre que había concedido derechos sociales y ciudadanos a los trabajadores argentinos era enorme, tanto como la incertidumbre que provocaba el vacío político que dejaba con su ausencia.

Una de las postales en las calles de Buenos Aires el 1 de julio de 1974, cuando se conoció la noticia de la muerte del por entonces presidente Juan Domingo Perón
María Estela Martínez de Perón, por entonces esposa del presidente, fue la encargada de comunicarle al pueblo el fallecimiento del líder del peronismo.
Juan Domingo Perón murió el 1 de julio de 1974 y sus restos fueron velados en el Congreso de la Nación, por donde pasaron más de 135 mil personas.

"Al pueblo argentino: estamos viviendo horas aciagas, circunstancias que debe retemplar el espíritu del pueblo argentino en un sentido de verdadera unidad nacional. El presidente de los argentinos ha dado a su patria y al continente latinoamericano la más grande expresión de grandeza y humanismo cristiano. Entregó su vida en holocausto a la libertad pacífica de los pueblos. Hasta sus últimos instantes trabajo por la unidad nacional, continental y universial. Con gran dolor debo transmitir al pueblo el fallecimiento de un verdadero apóstol de la paz y la no violencia. Asumo constitucionalmente la primera magistratura del país pidiendo a cada uno de los habitantes la entereza necesaria dentro del lógico dolor patrio para que me ayuden a conducir los destinos del país hacia la meta feliz que Perón soñó para todos los argentinos. Ruego a amigos y adversarios que depongan las pasiones personales en bien de una patria libre, justa y soberana. Que Dios me ilumine y me fortifique para cumplir con lo que Dios y Perón me otorgaron como misión." 

María Estela Martínez de Perón.
Más de un millón de argentinos se quedaron afuera del Congreso sin poder darle el último adiós a su líder.
Tras varios días de duelo nacional, en los que el cuerpo fue velado en el Congreso de la Nación por cientos de miles de personas, los restos fueron trasladados a una cripta en la Quinta Presidencial de Olivos.
Tras varios días de duelo nacional, en los que el cuerpo fue velado en el Congreso de la Nación por cientos de miles de personas, los restos fueron trasladados a una cripta en la Quinta Presidencial de Olivos.
Una de las coronas de flores con las que despidieron a Juan Domingo Perón.
Compartir:

Te puede interesar






750 AM 750 AM
Grupo Octubre

Lo mejor de AM750 en tu mail

Suscribite para recibir gratis el newsletter de AM750. Todos los sábados, lo mejor de la semana, en un mail.

AM750


Venezuela 370,
Ciudad de Buenos Aires
Tel: +54 11 5354-6651

Contacto Comercial
Tel.: (+54 9 11) 3891-3828
Venezuela 356, CP C1095AAH,
Ciudad de Buenos Aires

Mapa del sitio
Ir hacia arriba