AM 750 Una señal

Noticias más recientes

Quién era John McAfee, el excéntrico y paranoico millonario que murió esta semana

El creador de una de las empresas pioneras en antivirus murió en circunstancias misteriosas este miércoles a los 75 años.


Quién era John McAfee, el excéntrico y paranoico millonario que murió esta semana

El magnate tecnológico John McAfee, famoso por haber creado en los 80 el antivirus que lleva su nombre, murió este miércoles en una prisión en Barcelona (España) luego de que escapara durante años de la Justicia por evasión de impuestos.

Hijo de una mujer inglesa y un soldado estadounidense, McAfee nació en una base militar norteamericana en el  Reino Unido durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.

En su infancia se mudó al estado de Virginia (Estados Unidos) y vivió una infancia violenta ya que su padre era alcohólico, vicio que él mismo heredó y que combinó con el consumo de diversas drogas.

A pesar de ello logró tener destacados logros académicos hasta que en 1960 autoridades de la Universidad Estatal de Luisiana pusieron fin a su doctorado en matemáticas después de que se revelara que había mantenido relaciones sexuales con una estudiante de la que él era mentor.

Tiempo después se casó con esta joven y comenzó a trabajar con algunas de las mayores organizaciones de tecnología como la NASA, General Electric, Siemens, Univac y Xerox, a la par que continuaba con sus diversas adicciones a las drogas, que lo obligaron a buscar después de tocar fondo en la década del 80.

Pionero de los antivirus

Precisamente por esos años McAfee consiguió trabajar en la empresa Lockheed Martin, en un programa secreto de reconocimiento de voz.

Allí se encontró con un inusual código autorreplicante diseñado para copiarse a sí mismo en cualquier disquete insertado en computadoras infectadas.

Esto lo llevó a idear una forma de limpiar de virus informáticos las computadoras, creando una empresa desde el garage de su casa, McAfee Associates, que en un principio ofreció sus servicios a usuarios de forma gratuita, para luego comenzar a comercializarlo.

Para el año 1992 una gran cantidad de empresas usaba los antivirus de McAfee, quien no mucho tiempo después vendió la firma a Intel y, a mediados de esa década, a sus 50 años, se retiró de la compañía.

Desde entonces se dedicó a otros proyectos informáticos, pero lo que centró su atención fue el mundo incipiente de las criptomonedas.

Prófugo de la justicia y candidato presidencial

Luego de haber dejado de pagar impuestos por más de ocho años en su país natal, ya que los consideraba injustos, las autoridades de Washington comenzaron a buscarlo para rendir cuentas y así comenzó su última fuga, en enero de 2019, que lo llevó por islas del Caribe para terminar detenido en octubre pasado en el aeropuerto de Barcelona, cuando trataba de volar a Turquía.

McAfee se consideraba un "perseguido" y "víctima de un exilio obligado", principalmente llevado a cabo por la CIA.

Su último viaje -que terminó en su muerte, esta semana- comenzó en Bahamas, aunque también huyó de allí al poco tiempo hacia Cuba, desde donde publicó fotos y videos en yate y compartía comentarios sobre tabaco, restaurantes, bebidas costosas y fiestas.

En La Habana anunció que establecería su cuartel tropical para las elecciones de 2020, en su segundo intento de llegar a la Casa Blanca, a través de una campaña basada en las criptomonedas y el libre comercio.

Poco después anunció que se había ido otra vez a viajar por el mar y fue detenido unas semanas más tarde con armamento y más de 80.000 dólares en efectivo en República Dominicana.

Fue liberado y su destino volvió a ser desconocido por meses, hasta que anunció que estaba en Londres, su último paradero hasta la detención en Barcelona.

Dudoso final

El gobierno de Estados Unidos acusó a McAfee de no reportar en los últimos años las ganancias que obtuvo de la promoción de criptomonedas, por realizar charlas sobre el tema y por la venta de los derechos de la historia de su vida para un documental de televisión.

Estas acusaciones fueron las que propiciaron su detención en España en 2019, donde permaneció hasta esta semana antes de que la Audiencia Nacional de España diera el visto bueno para extraditarlo a su país. Horas después se conoció su muerte a los 75 años -presuntamente por suicidio- luego de que las autoridades de la cárcel en la que se encontraba, lo descubrieran colgado en su celda.

Compartir:

Te puede interesar






Ir hacia arriba