AM 750 Una señal

Noticias más recientes

40 años sin Bob Marley, el embajador del reggae: éxitos sin fin, amenazas de muerte y sus últimos años de vida


El 11 de mayo de 1981 moría a los 36 años a raíz de un cáncer el músico jamaiquino Bob Marley, máximo ícono mundial del reggae y principal difusor del movimiento rastafari.

Decenas de clásicos como Is This Love?, No Woman, No Cry, Get Up, Stand Up, One Love y Redemption Song, entre tantos, dan cuenta no solo de una obra que permitió ubicar al reggae en el mapa mundial de la música, sino de un mensaje de amor unificador acorde a la fe que profesaba, que se encargó de diseminar a partir de su éxito internacional.

Hijo de una afro-jamaiquina y de un descendiente británico de raza blanca, el músico nacido el 6 de febrero de 1945 bajo el nombre de Robert Nesta Marley tuvo que cargar con la discriminación de gran parte de su propia familia por su carácter mestizo.

En su lucha por ser aceptado por la raza negra, a la que sentía sin ninguna duda que pertenecía, abrazó la música tradicional de su país, aunque también sintió influencias de artistas como Ray Charles o Curtis Mayfield, entre otros, que llegaban a la isla a través de emisoras radiales estadounidenses.

Junto a Bunny Wailer y Peter Tosh forma los Wailing Wailers, con quienes comienza a ganar fama en su país gracias a los discos registrados con Lee "Scratch" Perry como productor, y en Estados Unidos a través del cantante Johnny Nash, quien alcanza éxito con una versión de su tema Stir it Up.

La fama mundial alcanzada por el músico, a partir de mediados de los '70, ayudó a popularizar el reggae y la filosofía de vida rastafari, un movimiento espiritual unificador surgido en África, con raíces en la tradición judeocristiana.

Amenazas de muerte

La proyección internacional del músico, que hasta allí se mantenía como un pacifista apolítico lo impulsó a participar de un concierto gratuito en Kingston en 1976, cuyo objetivo era la reconciliación nacional entre las dos facciones políticas en violenta pugna en Jamaica.

Lejos de encontrar paz, poco después de este concierto, un grupo anónimo fuertemente armado irrumpió en su vivienda a los tiros y lo hirió de gravedad, al igual que a su esposa Rita y a varios de sus colaboradores.

Tras este incidente, Marley se exilió en Londres, aunque en 1978 regresaría para volver a participar de un concierto humanitario, en este caso el "One Love Peace Concert", donde finalmente logró que los dos principales líderes políticos del país se dieran la mano sobre el escenario.

Últimos años y muerte

En julio de 1977 los médicos de Marley descubrieron un melanoma lentiginoso acral que se le había formado en el primer dedo de su pie derecho tras una lesión mal curada producida en un partido de fútbol. 

A pesar de las recomendaciones, Marley decidió seguir adelante con las actuaciones programadas sin extirpar el cáncer ni realizar ningún tipo de tratamiento para combatirlo.

En 1980, junto a su banda, The Wailers, lanzó el álbum Uprising, que contiene entre sus canciones a Redemption Song. Con ese tema, Marley comenzaba a aceptar su condición mortal.

Ese año la banda realizó una gira internacional , dentro de la cual dieron su concierto más multitudinario, en Milán, al que acudieron unos cien mil espectadores.

Tras la gira, Marley regresó a los Estados Unidos, donde ofreció dos conciertos en el Madison Square Garden. Poco después de eso su salud empeoró considerablemente. El cáncer se le había extendido a todo el cuerpo. 

En abril de 1981 le fue otorgada la Orden del Mérito de Jamaica, la tercera mayor honra de la nación, en reconocimiento a su inestimable contribución a la cultura del país. Sin embargo, por su estado de salud Marley no pudo estar presente.

Después de ocho meses luchando sin éxito contra el cáncer, Bob Marley tomó un avión de regreso a Jamaica. Durante el vuelo sus funciones vitales comenzaron a fallar. Cuando el avión aterrizó tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital. Murió en el Cedars of Lebanon Hospital en la mañana del 11 de mayo. 

Bob Marley recibió un funeral de Estado el 21 de mayo de 1981, que combinaba elementos de la Iglesia ortodoxa etíope con los de la tradición rastafari. Fue enterrado con su guitarra Gibson Les Paul roja, en una capilla próxima al lugar en donde nació.

Compartir:

Ir hacia arriba