El Senado convirtió en Ley las reformas del Impuesto a las Ganancias y el Monotributo

La nueva ley alcanza a los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos mensuales y a los jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos.


El Senado convirtió en Ley las reformas del Impuesto a las Ganancias y el Monotributo

El Senado aprobó esta noche el proyecto de ley que exime del pago de Impuesto a las Ganancias a los trabajadores que cobren hasta $150 mil, en el marco de una sesión en la que los legisladores también discutieron, en conjunto, la reforma del régimen de Monotributo. Ambos proyectos ya tenían la media sanción de Diputados.

El proyecto fue aprobado con 66 votos afirmativos, fue apoyado por todos los bloques y la única abstención fue del opositor bonaerense Esteban Bullrich.

Uno de los cambios introducidos a último momento durante el tratamiento en la Cámara de Diputados establece que los ex presidentes y vicepresidentes de la Nación pagarán Ganancias sobre las asignaciones vitalicias.

Asimismo, se establece que la ley tendrá vigencia al 1 de enero de este año, por lo que el Gobierno devolverá los descuentos ya realizados a quienes le corresponda.

La discusión comenzó alrededor de las cinco de la tarde con las palabras del presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el peronista cordobés Carlos Caserio, quien calificó a la reforma al impuesto a las Ganancias como “una muy buena noticia para 3,7 millones de personas que se acogen a este régimen”.

“Es un proyecto que traerá mayores ingresos y se traducirá en movimientos económicos de la mano de un mayor consumo”, expresó Caserio, quien agregó que la reforma será “una contribución para que el Estado tenga más recursos y va a disminuir el gasto público porque va a tener menos necesidades que atender”.

Además, Caseiro criticó la promesa de campaña formulada en su momento por el expresidente Mauricio Macri, quien había prometido eliminar el pago de impuesto a las Ganancias para un sector de los asalariados.

Por su parte, el oficialista Oscar Parrilli agradeció a la oposición por apoyar el proyecto de ley, aunque les reclamó una “autocrítica” al acusarlos de ser los responsables de la situación económica y social que vive la Argentina.

“Me alegro de que hoy nos apoyen. Pero las consecuencias de hoy son por lo que ellos hicieron”, afirmó Parrilli.

LOS NUEVOS BENEFICIARIOS

La nueva ley alcanza a los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos mensuales y a los jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos.

Los trabajadores que cobren entre 150 mil y 173 mil pagarán el gravamen, pero la AFIP establecerá las deducciones para evitar grandes diferencias entre los que deben tributar y los que están exentos.

Tampoco el aguinaldo de los sueldos hasta 150 mil pesos brutos pagará impuesto a las Ganancias, mientras que el personal de salud seguirá eximido hasta septiembre por las guardias u horas extras, en virtud de la pandemia de coronavirus.

Asimismo, la actualización del piso para estar exento de Ganancias se ajustará por la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE), el promedio de variación salarial que elabora la de Secretaria de Seguridad Social.

Por otro lado, la reforma del régimen de Monotributo propone actualizar los topes de cada categoría y crea un puente para facilitar el ingreso de contribuyentes al régimen general.

La iniciativa contempla la actualización para las escalas y montos del monotributo correspondientes al período 2020, que comenzarán a regir cuando la ley sea promulgada por el Poder Ejecutivo.

Para los casos de monotributistas cuya facturación superó el límite más alto del régimen hasta un 25%, se contempla que puedan mantenerse en su actual condición durante el período fiscal 2021.

Los que superaron ese monto se tendrán que pasar al régimen general, y se establece una transición para que los contribuyentes puedan afrontar los pagos de Ganancias y de IVA.

Compartir:

Ir hacia arriba