AM 750 Una señal

El dolor de Federico Storani a cinco años del crimen de su hijo: "Quieren que pase el tiempo para que prescriba la causa"

Esta semana se cumplieron cinco años de la muerte de Manuel, el hijo del dirigente radical que fue embestido por una lancha en el Río Luján. Por el crimen no hay condenados y se demora el inicio del juicio oral al único acusado.


El dirigente radical Federico Storani reiteró el pedido de Justicia por su hijo Manuel, quien falleció junto a su madre, Ángeles Bruzzone, luego de que la embarcación en la que viajaban fuera embestida en 2016. A cinco años del hecho, todavía no hubo una sentencia para condenar al responsable. 

El crimen ocurrió el 31 de marzo de 2016 en el Río Lujan: Pablo Torres Lacal, quien circulaba con su lancha a muy alta velocidad y haciendo zig zag, embistió de frente a otra embarcación en la que se encontraban Manuel, de 14 años, su madre y otras cuatro personas.

En el hecho, que dejó tres víctimas fatales, también falleció un hombre de 48 años que viajaba con el victimario.

Storani describió a su hijo como una "bellísima persona" y recordó cómo fue la búsqueda de Manuel por más de dos días en el río hasta que finalmente fue hallado sin vida. "Desde entonces nuestra vida es un antes y después, el dolor es inmenso y solo podría mitigarse con la Justicia, que inexplicablemente no llega".

"Si yo dijera que no hay justicia podría ser tomado como subjetivo y orientado por el dolor", sostuvo el dirigente radical y explicó que en una primera instancia la fiscalía actuó muy bien, aunque luego comenzaron las dilaciones en el proceso.

La causa por la muerte de Manuel Storani

Torres Lacal está imputado por triple homicidio ya que, además de Manuel y Ángeles, falleció un hombre de 48 años que viajaba a bordo de la embarcación del victimario.

"El propio juez de Garantías, después de haber visto las pruebas, concluyó en lo mismo porque elevó el procesamiento como triple homicidio con dolo eventual", pero a partir de allí "se han usado recursos inexplicables". 

"Han utilizado recursos de queja para dilatar el proceso. Quieren que pase el tiempo para que prescriba y que quede impune este triple homicida criminal", detalló Storani, en diálogo con Detrás de lo que vemos. 

Para Storani, "esto desnuda claramente la deficiencia en el sistema de Justicia, aún la definición más clásica del Estado liberal. La justicia es una de las funciones elementales que tiene que tener cualquier Estado que se constituya. Y bueno, y es un servicio, un servicio que en este caso no está funcionando o está funcionando con una enorme deficiencia", sostuvo, y reclamó que comience el juicio oral.

"Pero esa instancia tiene que llegar, no tiene que pasar más tiempo, en vez de asumir esa instancia, todo lo que se ha hecho hasta ahora son planteos dilatorias que han tenido cierta complicidad de una justicia que funciona mal para permitir que esto se siga prolongando en el tiempo", agregó Storani.

Compartir:

Ir hacia arriba