Mauricio Dayub: "La vocación es una postal a la que no le debemos fallar"

Luego de un sin fin de personajes, Mauricio Dayub se convirtió en la obra completa, utilizando

El actor y director de teatro, Mauricio Dayub, pasó por la tertulia de los viernes con Any Ventura y dialogó sobre su su obra, El Equilibrista, un trabajo que realizó pensando en la historia de su familia y que en el que se encontró desafiándose a sí mismo.

El título de la obra es parte de una frase que, a Mauricio, se la dijo su abuelo. "Tuve que animarme a perder el equilibrio a dejar la ciudad en la que vivía, mis amigos, la familia y seguir a mi corazón", reflexionó.

Respecto a su pasado en formación, comentó que ser actor y vivir en el interior del país, era dificilísimo de imaginar.

En este sentido, analizó el momento en el que viajó para Buenos Aires, un 24 de febrero de 1983, para estudiar lo que a Él lo apasionaba.

"Yo me vine a vivir a Buenos Aires a estudiar lo que yo quería y recomiendo muchísimo", añadió, y agregó que con las vicisitudes que haya uno tiene que, de todas formas, ir detrás de lo que quiere y lo que desea.

"Ser feliz termina siendo ser de grande lo que uno se imaginó que iba a ser cuando era chico", afirmó.

EL DESARROLLO DE EL EQUILIBRISTA

La obra de teatro se realizó durante el verano en Mar del Plata y actualmente, también en el Teatro Chacarerean Teatre de la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata de un espectáculo para toda la familia, donde la emoción, la historia y el arte se destacan de principio a fin.

Mauricio comentó que mucha gente le ha acercado el comentario de que quisieran que repitiera alguno de sus trabajos, ya que no siempre llegan al momento en el que está vigente para verlo.

En este sentido, analizó a la obra como un momento particular de su vida, en el que descarga lo que siente y lo deja expresar arriba del escenario.

"Hacer teatro es hacer también una declaración de principios", afirmó.

 

Compartir:

Ir hacia arriba