Búsqueda de Maia: aseguraron ver a la niña en el barrio de Almagro

Además, los rastrillajes realizados en los barrios aledaños junto a la madre de Maia dieron negativos y la búsqueda sigue activa.


Búsqueda de Maia: aseguraron ver a la niña en el barrio de Almagro

Maia Veloso, una nena de 7 años que vive en la zona de Parque Avellaneda es intensamente buscada tras desaparecer a manos de un hombre que le prometió cambiar su bicicleta y no regresó.

La madre de Maia, Estela, logró radicar la denuncia esta mañana en la Comisaría Vecinal 9 C de Parque Avellaneda, y mencionó que frecuentan la zona de colectora de la Autopista Dellepiane y Escalada.

Allí se realiza un corte desde el lunes por la noche, donde familiares y vecinos para dar a conocer su caso.

Esta tarde, Mayra, una de las amigas de la familia, contó en diálogo con el móvil de AM750 que recibieron el llamado de una mujer que aseguró haber visto a la niña en el barrio de Almagro.

“El llamado fue hoy a la mañana, supuestamente la señora que llamó vio a la nena ayer a las seis de la tarde cruzando la calle en Medrano, en Almagro. Vio que la nena se le escapó a un individuo, la nena se cae y se raspa. Dio la descripción de la nena y, literalmente, era ella”, relató.

Además, precisó que la mujer que vio la situación quiso auxiliar a la nena ante la caída, pero el hombre que la acompañaba se lo impidió.

“Llegó otro individuo con un carro de cartones y le dijo a la nena que suba”, concluyó.

Por otro lado, los rastrillajes realizados en los barrios aledaños junto a la madre de Maia dieron negativos y la búsqueda sigue activa.

Según la descripción de la madre, el hombre que se llevó a Maia -a quien había conocido hace tres semanas y con quien solía "cartonear"- es delgado, con barba candado, de unos 35 años aproximadamente, y al momento de irse con la niña vestía una remera y pantalón negros, zapatillas blancas y gorra bordó.

En tanto describió que su hija, de cabello negro, tenía puesta remera y pantalón rosados y sandalias rosas.

 

Compartir:

Ir hacia arriba