Beatriz Sarlo: "Tengo expresiones muy poco apropiadas, no debí decir por debajo de la mesa”

La escritora hizo autocrítica aunque siguió criticando la manera en que la contactaron para vacunarse

beatriz sarlo

Tras su declaración en Comodoro Py, Beatriz Sarlo reconoció en una entrevista radial que sus declaraciones fueron desafortunadas, pero sostuvo que no fue convocada de manera pública para vacunarse.

Luego de declarar como testigo en la causa que investiga irregularidades en la vacunación contra el coronavirus, la ensayista brindó este miércoles una entrevista radial en la que reconoció que no fue apropiado el término “por debajo de la mesa” que utilizó hace un mes para referirse al ofrecimiento para vacunarse en la provincia de Buenos Aires.

"Tengo expresiones muy poco apropiadas, me autocritico fuertemente, no debí decir por debajo de la mesa”, dijo la escritora en la entrevista, luego de que le señalaran que para enero, época en que Sarlo intercambió mails con su editor, desde el Gobierno bonaerense se hacían declaraciones públicas sobre la posibilidad de convocar a figuras públicas para incentivar la vacunación.

Sin embargo, se mostró crítica respecto a la manera en que fue convocada: “Las campañas cuando son públicas tienen que venir con una dirección física o una dirección web. El gobernador puede decir que era pública pero yo no tengo medios para enterarme”.

Además señaló que ella no reside en la Provincia de Buenos Aires, otro motivo por el cual no hubiera formado parte de la propuesta que le hizo llegar la esposa del gobernador bonaerense Soledad Quereilhac, quien también fue su alumna.

“Que me procese la Provincia por haber utilizado mal la expresión, no tenía que decir ‘por debajo de la mesa’, tenía que decir ‘en un mail que no llegaba ninguna información’”, concluyó de manera irónica Sarlo.

"A mi no me escribe ningún responsable de ninguna institución, me escribe mi editor. Es una esfera semi privada, eso quiere decir ‘por debajo de la mesa’. A mi no se me menciona una institución", subrayó la escritora.

Compartir:

Ir hacia arriba