Pepe Soriano: "Las sociedades consumistas no tienen lugar para la vejez"

Pepe Soriano, el hombre del teatro que a sus 90 años filmó una película basada en el último día en la vida de un hombre.


Pepe Soriano: "Las sociedades consumistas no tienen lugar para la vejez"

El actor y director argentino, Pepe Soriano, reflexionó sobre la vejez, su vida en el teatro y cómo se esta sintiendo al estrenar "Nocturna", un thriller psicológico de Gonzalo Calzada.

Respecto a la pandemia que asechó al mundo hace un año, Soriano reflexionó: "Los miedos persisten, como también lo hace la desconfianza, y se siente más en lugares oscuros como el teatro y el cine".

Además, comentó que están recibiendo bastantes ayudas en general para los más necesitados.

"No son oficios matriceros de primera, segunda y tercera, los actores somos todos diferentes y tenemos una enorme cantidad de gente llegando casi a la indigencia", sostuvo.

Comentó que en este contexto, está luchando la Asociación Argentina de Actores y Sadai, además de otro grupos de actores que se encargan de averiguar, llamar por teléfono y fijarse como están las familias.

En cuanto a la modalidad de streaming, mencionó: "No quiero embarcarme en cosas que no me son tradicionales en mi vida, ya que mi vida fue el teatro en principio, inevitablemente y originalmente como esencia de la existencia del actor".

SOBRE SU PELÍCULA "NOCTURNA"

"Nocturna es una película de tamaño pequeña, porque tiene un protagonista y una co protagonista que es Marilú Marini", contó.

En cuanto a su personaje, Ulises, es el ultimo día de su vida.

Pepe contó que se trata de la noche larga del hombre grande, y que en esta noche le aparecen todos los fantasmas de su vida, las fantasías, la infancia, la divergencia matrimonial.

"Ambos son de procedencia diferente y han mantenido las viejas historias formales de una época en la Argentina, pero no tienen una relación afectiva profunda y hermosa, si no que conviven", agregó.

En cuanto a la película, no cree que sea una película masiva, si no que es restringida a públicos que le interese ir a ver la historia del final de una vida.

"Uno nace sin su voluntad y muere contra su voluntad, la película en lo personal me ha conmovido enormemente. Filme esta película a los 90 años y hoy filmar una película a los 90 años implica estar muy bien con la memoria y estar muy bien con el cuerpo", afirmó.

Por último concluyó: "Creo que la vejez es un invento de una sociedad consumista que ha logrado sin ninguna duda vender las fantasías de la vida de la juventud".

Compartir:

Ir hacia arriba