El papá de Micaela García respaldó a Wado de Pedro: "La Corte Suprema se negó a ser capacitada respecto a violencia de género"


Néstor "Yuyo" García, padre de Micaela García respaldó las declaraciones del ministro del Interior, Wado de Pedro quien sostuvo la "necesidad" de que el Poder Judicial "comprenda el flagelo y atienda a las víctimas" de violencia de género.

Para el padre de Micaela García, asesinada en 2017, las palabras del ministro del Interior, "Wado" de Pedro, "aparecen como un haz de luz frente a la tristeza, la desesperanza y la impotencia que nos da cada nuevo femicidio; porque recordamos que detrás de una denuncia o expediente cajoneado en un juzgado, ha estado la vida de una nuestras hijas".

García, artífice de la Ley que lleva el nombre de su hija y que capacita a los tres poderes del Estado respecto a perspectiva y violencia de género, ejemplificó con el caso de su hija sobre cómo el sistema judicial "fue factor clave" para que Sebastián Warner cometa el femicidio de Micaela. 

Sebastián Warner tenía libertad condicional y una condena por dos violaciones, aunque los informes psicológicos que desaconsejaban este beneficio.

García, quien está a cargo de la capacitación en género en la Provincia de Buenos Aires luego de la aprobación de la ley que lleva el nombre de su hija, sostuvo que "Mica nos enseñó que seremos recordadas y recordados por la forma en la que elegimos vivir y no por la manera en la que nos pueden arrebatar la vida. Y nos legó una lucha enorme, que a veces apenas entendemos, pero que nos ha comprometido hasta los huesos".

La Ley Nacional Micaela fue sancionada en 2018 e impulsada por el mismo "Yuyo" García en homenaje a su hija Micaela García, quien fue asesinada en Entre Ríos en abril de 2017. 

En un posteo en sus redes sociales, García apuntó contra la Corte Suprema y recordó cuando "se negó a ser capacitada esgrimiendo que se autocapacitaría ¿Qué clase de poder es aquel que en democracia no dialoga con ningún mecanismo democrático?", sostuvo.

"Algunos medios de comunicación insisten que modificar en lo más mínimo al poder judicial (que ha demostrado ser indiferente frente al riesgo de vida de las mujeres violentadas) es atacar su independencia y tiene un sentido político partidario. Déjenme decirle que el poder judicial no fue independiente cuando en vez de juzgar el mal desempeño del juez co-responsable del femicidio de Mica, lo protegió", explicó.

Además, expresó que el poder judicial "tiene intereses corporativos que no son ni los del pueblo, ni el reclamo de justicia de las familias".

Compartir:

Ir hacia arriba