Japón reclamó a China que deje de hacer hisopados anales de coronavirus


El gobierno japonés pidió al de China que no haga más hisopados anales de detección de coronavirus a los ciudadanos japoneses, debido al "sufrimiento psicológico" que genera el proceso.Esta declaración del gobierno japonés se produce a raíz de informaciones de que miembros del personal diplomático estadounidense en China se han quejado de haber sido sometidos a dichos test, lo que Beijing desmintió.

China, que logró controlar la pandemia en su territorio, estimó el mes pasado que los test practicados en muestras de frotis rectal permiten aumentar la tasa de detección de las personas infectadas, con respecto a las muestras de la garganta o la nariz.

Japón transmitió una solicitud oficial a China solicitando que los ciudadanos no sean sometidos a esta práctica después de que expatriados japoneses hubieran manifestado su "profundo sufrimiento psicológico" por estos métodos.

Cómo es el test de la polémica

El hisopado anal se lleva a cabo mediante una especie de supositorio de cinco centímetros de longitud cuyo proceso no dura más de 10 segundos.

"El test rectal aumenta la tasa de detección de personas infectadas porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias", indicó el doctor Li Tongzeng, del hospital You'an de Pekín.

En ese sentido, señaló: “Descubrimos que algunos pacientes asintomáticos tienden a recuperarse rápidamente. Es posible que no quede rastro del virus en su garganta después de tres a cinco días".

“Si realizamos hisopados anales para las pruebas de ácido nucleico, aumentaría la tasa de detección de pacientes y disminuiría la posibilidad de n diagnóstico perdido”, agregó el experto.

Compartir:

Ir hacia arriba