Disturbios en Barcelona en otra noche de protestas por el rapero encarcelado


Los disturbios tras el encarcelamiento del rapero catalán Pablo Hasel, condenado por insultar a la monarquía y a las fuerzas de seguridad, se repitieron en Barcelona y otras ciudades de España por séptimo día consecutivo.

La convocatoria de anoche fue la menos multitudinaria, con unos pocos cientos de personas que se concentraron en el emblemático Arco de Triunfo para pedir de nuevo la libertad del rapero, en prisión por delitos relacionados con la libertad de expresión, y protestar por la actuación policial de los últimos días.

Los manifestantes se desplazaron después a la jefatura de la Policía Nacional en Via Laietana -habitual escenario de movilizaciones en la ciudad- donde arrojaron objetos a los policías que custodiaban el edificio.

“El encarcelamiento de Hasel es un problema grave. Hay un artista condenado a prisión por la letra de sus canciones, por sus tweets y su forma de pensar”, dijo el periodista español y director del medio digital Cuartopoder, Sato Díaz, en comunicación con Las Primeras Noticias.

Díaz explicó que la detención del rapero generó “un gran revuelo” en las generaciones jóvenes de grandes ciudades españolas que comenzaron a movilizarse en pedido de justicia. Como algunas de esas movilizaciones tuvieron algunos incidentes violentos, el periodista sostuvo que los distintos medios de comunicación intentaron estigmatizar a la juventud de violenta para desacreditar los distintos reclamos. 

“La juventud en España está especialmente castigada por la crisis económica desde el 2008. Durante la pandemia, su situación ha visto agravada respecto a su futuro y lo único que encuentran delante es un Estado que le rechaza”, expresó el Díaz. 

Además Díaz sostuvo que el Estado español lleva varios años viviendo una crisis institucional y que ante esa situación distintos gobiernos comenzaron a generar leyes autoritarias que atentan contra la libertad de expresión. “El régimen lo que hace es cerrarse en sí mismo y protegerse. Desde la crisis del 2008 comenzó a generar leyes mordazas y donde tuvo un endurecimiento del Código Penal en lo que respecta delitos de opinión”, dijo Diaz y explicó que entre los delitos de opinión se incluyen las injurias a la corona de un rey y a la monarquía.  

Por último, el periodista recordó que el Rey español está siendo investigado por distintos casos de corrupción y que por eso se encuentra fugado en los Emiratos Árabes Unidos.

Compartir:

Ir hacia arriba