Se reanuda el juicio a Luis Chocobar por matar al ladrón que apuñaló a un turista en La Boca


El juicio al efectivo de la Policía de Avellaneda Luis Chocobar por el homicidio de un joven que acababa de asaltar y apuñalar a un turista norteamericano en diciembre de 2017, en el barrio porteño de La Boca, se reanudará hoy con la declaración de más testigos.

El juicio comenzó el 9 de diciembre pasado, tras varios meses de demoras. La nueva audiencia comenzará a las 11 en los tribunales de Comodoro Py con los testimonios presentados por la defensa del acusado de haber sido el cómplice de Juan Pablo Kukoc, el delincuente de 18 años fallecido a balazos por la espalda.

En la previa de la feria judicial, peritos balísticos de la policía dieron detalles de la trayectoria de los disparos efectuados por el policía Chocobar y de los expertos del Cuerpo Médico Forense que informaron sobre el resultado de la autopsia.

En su declaración, el turista estadounidense Frank Wolek aseguró por videoconferencia desde su país que los delincuentes lo atacaron por detrás y que en un principio creyó que eran trompadas que le daban en el estómago y en el pecho, hasta que se dio cuenta que lo estaban apuñalando.

En tanto, Ivonne Kukoc, madre del asaltante muerto, afirmó al declarar como testigo en el juicio que confía "plenamente" en el tribunal que tiene a su cargo el debate y se lamentó porque su hijo no pueda tener "un juicio justo" de la misma manera que la tiene el efectivo que está siendo juzgado.

La querella reclamó una condena por "himicidio agravado" por tratarse de un miembro de una fuerza de seguridad y por el exceso en el uso de armas de fuego, lo que prevé una pena de prisión perpetua. La defensa de Chocobar reclama la absolución.

EL CASO

El asalto al estadounidense ocurrió a pocos metros de Caminito, en La Boca, por donde la víctima paseaba a pie con su cámara fotográfica y fue interceptada y apuñalada con fines de robo por dos delincuentes, el menor de edad y Juan Pablo Kukoc.

Tras el ataque, ambos asaltantes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, Kukoc fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque.

Instantes después llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró luego, le pidió que se detenga, tras lo cual efectuó disparos, dos de los cuales alcanzaron a Kukoc en el muslo izquierdo y el mortal, en la zona de la baja espalda.

Compartir:

Ir hacia arriba