Canción actual

Título

Artista

Dólar BNA: $88.50 / $94.50 Blue: $140.00 / $145.00
Tránsito |
parcialmente_nublado26° - Capital Federal

La vuelta a clases en la provincia de Buenos Aires será presencial, virtual y con estrictos protocolos sanitarios

Escrito por el 27 enero, 2021

La directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Agustina Vila, detalló en La Mañana cómo será el retorno a la presencialidad desde el 1° de marzo.

En medio de la discusión por el regreso a clases, la directora General de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, confirmó que el ciclo lectivo 2021 comenzará el 1° de marzo bajo un esquema mixto, entre clases presenciales y virtuales, y con protocolos sanitarios estrictos.

La funcionaria explicó que hay se dispuso una serie de pautas obligatorias generales y otras que se adaptarán de acuerdo a la situación de cada escuela, ya que en la provincia de Buenos Aires conviven múltiples situaciones.

Entre las condiciones obligatorias se deberá garantizar el uso de tapabocas o barbijo entre alumnos, docentes, personal no docente y directivos, desarrollar las clases en espacios ventilados con puertas y ventanas abiertas, la limpieza y especialmente sosteniendo la distancia física.

“Por la necesidad de distanciamiento subdividimos los grupos de alumnos de 15 chicos aproximadamente”, explicó Vila en diálogo con Víctor Hugo.

De este modo, cada alumno tendrá clases presenciales día de por medio y vía remota el resto de las jornadas.

Además, se analizaba modificar el horario de entrada y salida a las escuelas para evitar aglomeraciones en el transporte público y en las puertas de cada institución.

En este sentido, días atrás el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que el objetivo es mejorar las condiciones edilicias para garantizar la ventilación, al tiempo que se trabajará para ampliar y agilizar la campaña de vacunación a docentes, prevista para iniciar a partir de febrero.

DIFERENCIAS CON LA CIUDAD

Se trata de una postura opuesta a la que adoptó el Gobierno de la Ciudad, que confirmó la vuelta a clases presenciales a partir del 17 de febrero.

El plan del Gobierno porteño no incluyó limitaciones en la cantidad de estudiantes y será bajo un esquema de “burbuja sanitaria” muy cuestionado, ya que los docentes podrán intercambiar de burbuja y podría generar algún tipo de riesgo y fue muy criticado por los gremios docentes.