Canción actual

Título

Artista

Dólar BNA: $86.00 / $92.00 Blue: $151.00 / $156.00
Tránsito |
algo_nublado30.3° - Capital Federal

Coronavirus: se dispara la curva de contagios en AMBA

Escrito por el 25 diciembre, 2020

La curva de contagios de coronavirus en AMBA comenzó a dispararse en el mes de diciembre y, al mismo tiempo, parece ir en correlación a la cantidad de testeos realizado en la población.

En la tercera semana de diciembre se detectó un aumento del 45 por ciento en los casos de coronavirus en el Conurbano y, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del 38 por ciento; esto representa 8.684 casos nuevos en los 35 municipios del territorio del AMBA, lo que dejaría a este sector de la provincia de Buenos Aires con un tercio de los contagios en el mapa de la pandemia en el país, esto es, 511.000.

Los testeos en la Ciudad de Buenos Aires esta última semana aumentaron a un ritmo del 42 por ciento (incluidos los de saliva o PCR que empezaron a hacerle a los que regresan a la Ciudad) y, gracias a esto, se detectaron 3.375 casos positivos, lo que significa un 38 por ciento más de los 2.451 que hubo en las primeras semanas de diciembre.

A finales de noviembre, los casos en AMBA solo representaban el 20 por ciento a nivel país. La diferencia es notoria al tener un 46 por ciento de casos entre CABA y Provincia de Buenos Aires, y 54% en las demás provincias al día de hoy.

El viceministro de Salud de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se refirió a esta tendencia en la curva de contagios en conferencia de prensa indicando que “en la última semana claramente hay un ascenso que nos hace retroceder a la semana entre el 16 y el 22 de noviembre. Es un retroceso de un mes en el descenso de casos” enfatizó, al mismo tiempo que remarcó que “hoy estamos con un promedio de 2.015 nuevos casos diarios en la Provincia, de los cuales 1.125 corresponden al AMBA y 785 al interior”.

En la misma línea, su par de Ciudad, Fernán Quiros, dijo que la enfermedad evoluciona en olas y que trabajarán para estirar el intervalo de tiempo para que sea lo más tarde y lo más pequeña posible la llegada de una posible segunda ola.

“Si logramos demorarla para los meses de marzo, abril o mayo, nos alcanzará cuando estaremos completando la campaña de vacunación a todos los grupos de riesgo, Si se anticipa, el dolor social va a ser mayor. Eso es lo que tenemos que evitar”, agregó el titular de la cartera porteña.