AM 750 Una señal

Noticias más recientes

Fernando Borroni: "Cuando habla Cristina Kirchner, la política rejuvenece y se embellece"


En su columna, Fernando Borroni reflexionó sobre el discurso de Cristina Fernández de Kirchner en el acto que la vicepresidenta encabezó junto a Alberto Fernández y Axel Kicillof en el Estadio Único de la Plata. 

La columna de Fernando Borroni:

La política argentina debiera hacerle un expreso agradecimiento a Cristina Kirchner, no sólo por lo que ha significado cuando fue presidenta de  nuestro país, sino por cada vez que habla. 

Cada vez que la estadista más importante que nos ha dado la historia argentina habla, la política rejuvenece y se embellece.

Cada vez que habla el ritmo de la vida se acelera, los equilibristas tienen temor a caer de su cuerda floja, los soberbios se siente inseguros, los inseguros se animan a más, lo indiferentes no pueden evitar posar la mirada en el lugar que ella les indica, los genuflexos salen de su lugar de comodidad avergonzados, los temerosos se animan a la valentía, los conformistas se sienten incapaces, los opositores insultan a los 4 vientos y los oficialistas degustan el sabor de la política verdadera, la que se hace en pos de la felicidad de nuestro pueblo. Y  todos y todas, absolutamente a todos y todas cada vez que esa mujer habla saben que, al otro día, algo deben hacer, para bien o para mal, a favor o en contra, pero todos salen de la quietud.

Porque cuando esa mujer juega, el tablero tambalea y las piezas deben hacer algún movimiento para no caerse. Le guste a quien le guste. Cristina Kirchner sigue siendo la dirigente política más importante de la Argentina y de la región toda. Quien no lo advierta, la quiera o la deteste, perderá todas y cada una de las batallas, porque ignorarla significa asumir la derrota de antemano.

Bendita sea la política que es incómoda para los dirigentes porque la política es lucha permanente y entonces jamás puede ser comodidad. Bendito sean los políticos dirigentes, militantes que desde su lugar de incomodidad, incomodan…al poder concentrado, a sus medios, al status quo, al que dirán, a los políticamente incorrectos para generarles mayores espacios de comodidad a su pueblo.

Con respecto a lo dicho por Cristina, la verdad es que fue tan clara que no hay mucho para analizar, ¿qué quieren analizar de?:

Todos aquellos que tengan miedo, o que no se animan, por favor, hay otras ocupaciones además de ser ministros, ministras, legisladores, legisladoras. Vayan a buscar otro laburo. Necesitamos gente que los sillones para representar los intereses del pueblo.”

No necesita subtitulado, a esta altura el que no lo entiende es porque no quiere o porque está jugando para otros intereses.

Llegar a la casa de gobierno representando los intereses y los derechos del pueblo argentino, del pueblo trabajador, de los más vulnerables no es para temerosos, te cuesta la vida, debe costarte el sueño, debe costarte la mañana… La derecha es la que trabaja de políticos, los representantes del campo nacional y popular no, son precisamente hombres y mujeres que están abocados incondicionalmente al sentir popular y eso no tiene días y horarios.

Es tiempo de representar en profundidad al pueblo que ha votado este gobierno. Es tiempo de buscar un mayor equilibrio entre las distintas expresiones que integran el frente de gobierno. El que toma las decisiones el presidente de la Nación Alberto Fernández, y así debe ser, pero sobre un gobierno más representativo del voto popular en cada uno de sus espacios.

Ya sabe el pueblo argentino, ya saben todos y cada uno de los miembros de este gobierno que es lo que hay que hacer para recuperar nuestra Patria, lo dijo Cristina, se hizo ya durante 12 años. No hay tiempo ya para la duda.

Quien duda no es porque no sepa, sino porque en el fondo quizás no quiera. Tengo la profunda convicción que desde el presidente hasta el último de su gabinete lo quieren así, y que sobre todo no olvidan por qué, ni el cómo llegaron. Es tiempo de fortalecer la unidad en la acción y el futuro será de enorme felicidad para nuestro pueblo.

Compartir:

Ir hacia arriba