AM 750 Una señal

El laboratorio AstraZeneca trabajará con Rusia para mejorar la vacuna contra el coronavirus


El laboratorio británico trabajará con el gobierno de Rusia para combinar las vacunas contra el coronavirus y mejorar la capacidad de inmunidad. 

El acuerdo fue confirmado en las últimas horas y se produjo debido a que ambas utilizan vectores adenovirales para producir la inmunidad ante el COVID-19. La filial rusa de AstraZeneca indicó que se realizará un programa de “ensayos clínicos conjuntos para evaluar la seguridad y la inmunogenicidad”. 

Según explicaron, se combinará la vacuna ASD1222, desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, con la Sputnik V, desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya de Rusia. 

Las pruebas se realizarán en personas mayores de 18 años y el objetivo es mejorar las vacunas contra el coronavirus. El Fondo de Soberanía ruso había elevado la propuesta a AstraZeneca, que aceptó la oferta para utilizar uno de los vectores de la vacuna Sputnik V en los ensayos clínicos suplementarios de su propia vacuna, que comenzarán antes de fin de año.

Las autoridades precisaron que la combinación de las diferentes vacunas para combatir la enfermedad “pueden ser una etapa importante para crear una mayor protección”, ya que al unir las dos investigaciones se puede “lograr una mejor respuesta inmunitaria”.

“Es importante lograr la potenciación heteróloga para flexibilizar los programas de inmunización, permitiendo a los médicos una mayor elección a la hora de administrar la vacuna”, indicaron. 

Tanto la vacuna desarrollada por AstraZeneca como la Sputnik V utilizan vectores adenovirales, que contienen material genético de la proteína de la punta del virus SARS-Cov-2. “El adenovirus en sí mismo es incapaz de replicarse, por lo que sólo puede actuar como portador del material genético”, explicaron.

En este aspecto, desde AstraZeneca destacaron que la colaboración científica con Rusia “es importante para explorar el potencial de las combinaciones de vacunas que liberan sinergias en la protección y la accesibilidad a través de un enfoque de cartera”. 

La similitud entre ambas vacunas es clave para el desarrollo del acuerdo. De hecho, ambas requieren dos dosis que deben ser aplicadas con 28 días de diferencia. Primero se realiza la inmunización y luego un refuerzo. 

Según informó Rusia, la Sputnik V tiene una eficacia del 95 por ciento y actualmente está en fase tres de ensayos clínicos en unos 40 mil voluntarios. AstraZeneca, en cambio, indicó que su vacuna tiene un 70 por ciento de eficacia, y sostuvo que “está claro que para superar la pandemia de COVID-19 se necesitará más de una vacuna”.

Compartir:

Ir hacia arriba