AM 750 Una señal

Trabajadoras domésticas: "es una aberración no tener vida propia"


Rita Arbillaga, delegada de la UTDA, unión de trabajadores y trabajadoras domesticas, habló sobre la legalidad de la red de trabajadores auxiliares y de casas de familia y el proceso de llevarse a cabo habló con Claudio Villaruel y Emanuel Respighi.

Luego de muchos años de luchar por conseguirlo, la red de auxiliares y casa de familia logró promulgar la ley 26894 en el 2013. A partir de ahí, esa ley lo que hizo fue "fijar unos reglamentos generales específicos de nuestra actividad", según contó Arbillaga.

"Cumplió su función, reguló, pero sigue sin cumplirse en la totalidad de nuestra tarea. Cuando los trabajos tienen una baja en la cuantificación, tienden a ser precarizados" afirmó y agregó: "Hay un índice muy importante de personas que son migrantes, tanto del interior como del exterior del país".

La delegada de la UTDA, enlistó los motivos más importantes por los cuales su trabajo todavía no cumple con la regulación y comentó: "Nos consideramos trabajadores domesticas remuneradas, pero este trabajo  es de esfuerzo físico, estipulado que sea realizado por mujeres, cuidando niños y personas mayores".

"Hay muchas compañeras que trabajan por hora, otras que están mensualizadas, con retiro o sin retiro, lo que vulgarmente se conoce como cama adentro, que es una aberración no tener vida propia y fundamentalmente las franqueras que cubren a la persona que cuida a otra persona dependiente".

Compartir:

Ir hacia arriba