AM 750 Una señal

Se suicidó una joven policía tras ser víctima de un caso de "pornovenganza" y su familia reclama Justicia


Belén San Román murió el domingo en el Hospital Municipal de Bragado, cinco días después de haberse disparado en la cabeza con su arma reglamentaria luego de que su expareja viralizara una serie de fotografías y un video. 

Graciela Álvarez, madre de la joven de 26 años, denunció a través de su cuenta de Facebook que Tobías Villarruel, ex pareja de San Román, fue "el que viralizó fotos y videos" de su hija "hostigándola y amenazándola", y que esta situación provocó "que ella termine con su vida".

Marcelo San Román, padre de la policía, pidió "a los que tengan que hacer algo, escuchen y se dignen a hacerlo", en referencia a la aprobación del proyecto de ley que establece penas para la difusión sin consentimiento de imágenes sexuales obtenidas en la intimidad, lo que se conoce habitualmente como "pornovenganza", y pidió que la muerte de su hija ayude a "tomar conciencia" a la sociedad.

"Espero que el día de mañana, cuando a alguien le quieran mostrar este tipo de cosas, lo piense y se acuerde de lo que pasó con Belén, que le diga a esa persona 'borralo, no lo reenvíes, acordate de lo que pasó con esa chica de Bragado'", pidió el padre en declaraciones a la prensa.

Proyecto de Ley contra la pornovenganza

En julio de este año el Senado avanzó en la redacción de un proyecto unificado para aumentar las penas en casos pornovenganza. La Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta resolvió unificar dos proyectos de ley impulsados por la senadora oficialista por Santiago del Estero, Claudia Ledesma; y por su par de la oposición, la tucumana Silvia Elías de Pérez. 

El proyecto de Ledesma modifica los artículos 155 y 169 del Código Penal, ubicados en el Capítulo sobre Violación de Secretos y la Intimidad, para castigar la “difusión y/o publicación de imágenes no consentidas de contenidos de desnudez, sexual o erótico de personas”.

El de la radical Elías de Pérez, en cambio, modifica el inciso quinto del artículo 117 bis, redactado en el Capítulo del Código sobre Delitos Contra el Honor, para penar la “difusión no consentida de imágenes o videos íntimos a través de cualquier medio de comunicación”.

Por unanimidad, los legisladores que integran la Comisión de Legislación General estuvieron de acuerdo en avanzar con la propuesta que resultará de la unificación de ambas iniciativas.

Compartir:

Ir hacia arriba