AM 750 Una señal

Dolina: “Maradona siempre estuvo en el lugar que tenía que estar”


Télam Buenos Aires 28/09/2006 Alejandro Dolina y Diego Maradona, dos figuras indiscutidas del quehacer nacional, se saludan en la presentación de la nueva programación de Canal 7, realizada en instalaciones del canal estatal. Foto: Alejandro Amdan/Télam/sq

Alejandro Dolina comenzó su programa de La Venganza será terrible reflexionando sobre la muerte de Maradona y lo que generó su multitudinario velorio en Casa Rosada. “Lo que hemos visto es muy poderoso. Se ha muerto una persona importantísima en el mundo. Quizás la más popular. Entonces la manifestación de dolor, de pesar, de amor y  lealtad por el ídolo muerto, ha sido de una potencia extraordinaria y ha pasado por encima de muchas miserias que vive la sociedad argentina”, introdujo Dolina.

“Nos hemos dado cuenta de que ese dolor no era solamente nuestro, sino que en otros países aparecía también la huella de Maradona, que era de algún modo también nuestra huella. Pero principalmente hemos visto que en el dolor no había grieta. No había grieta. Ahí estaban los hinchas de Central poniendo velas en la cancha de Newell. Ahí estaban, en la cola misma tipo con una camiseta River, otros de Boca”, sostuvo. 

Dolina explicó que el equipo de LVST decidió suspender los programas del miércoles y del jueves por el duelo. “Lo hicimos porque estamos llorando un muerto querido, estamos unidos en esta desgracia común”, expresó. “Es un buen momento para saber que algo nos une y nos hermana. Nos pone mano con mano frente al dolor. Y no es un mal comienzo cuando se vive en tiempos en que una reconciliación es indispensable”, indicó el conductor.

Sin embargo, Dolina reconoció que siempre hay una excepción al sentimiento popular. “La excepción son los viejos odiadores de Maradona. Estaban allí diciendo y queriendo separar al futbolista de la persona. Todo lo que era propiamente el pueblo estaba por encima de esas salvedades, de esas canallescas salvedades”, dijo. “Yo siempre he dicho que a mí no me gustaba más el futbolista que el resto de su persona. A mí me gustaba igual o quizás me gustaba más el Maradona que pudiendo haber sido haber formado parte de los poderosos del mundo, pudiendo haber compartido sus negocios, siempre los enfrentó. No le gustaron nunca los mercaderes ensoberbecidos. Él siempre estuvo del lado que tenía que estar”, consideró Dolina. 

“Lo que sucedió en estos días con el amor que recibió de tipos que no tenían nada es muy fuerte. Tan fuerte que se lleva por delante todos los preconceptos que hay en este momento en Argentina. Los arrastra como un tsunami y los revuelca por el suelo. Están siempre los monitores del pensamiento televisivo argentino que dicen otra cosa. Bueno, cada uno elegirá. Pero a eso les digo que también es un buen momento para para repensar nuestros odios. Nuestras diferencias de clase, incluso para intentar que haya una reconciliación de convivencia. Bueno, tal vez después de habernos abrazado mientras llorábamos esta convivencia puede resultar un poco más fácil”, completó.

Compartir:

Ir hacia arriba