Canción actual

Título

Artista

Dólar BNA: $80.75 / $86.75 Blue: $145.00 / $151.00
Tránsito |
algo_nublado17.2° - Capital Federal

Humor: ¡Vuelve el Fútbol! Arranca la Copa Infectadores de América

Escrito por el 17 septiembre, 2020

Pasan cosas raras con el fútbol en pandemia. Hoy vuelven a jugar los equipos argentinos la Copa Libertadores. “Este año, a diferencia con años anteriores, no tiene ni siquiera un sponsor único. Se llama Copa Libertadores Conmebol. Bueno…es mejor que llamarla Copa Libertadores Ndrangheta, o Copa Libertadores Camorra. Por lo menos hubiesen conseguido un auspiciante acordé, no sé… Copa Astra Zeneca… Copa Vacuna de Oxford” dijo Adrián Stoppelman en su columna de humor.

“Una rareza para los que no entienden mucho de fútbol, es que la Conmebol permitió a los equipos armar una lista de buena fe de 50 jugadores. Les aclaro que “buena fe” en el fútbol sudamericano es el equivalente a la lluvia de inversiones del macrismo o al síganme no los voy a defraudar.  En una época no muy remota la lista de buena fe era de 24 o 30 jugadores. Te digo: si el técnico no te pone en la lista de 50 jugadores, es que no te estaría teniendo muy en cuenta para el futuro. Ni hablar del presente” agregó.

“Hay gente que ya ni se acuerda quiénes juegan en sus equipos, si hubo refuerzos, si alguno se fue, si otro volvió. Es que no se juega hace mucho. Ante esta situación, le pedí a la división “No vamos a empeñar al club, pero trajimos 27 jugadores nuevos” de PCR un informe para que te des cuenta si tu equipo no se reforzó bien” contó Stoppelman. 

Tu equipo no se reforzó bien:

– El técnico pidió un jugador que no tenga síntomas, que no de positivo y le trajeron a Cleto Cobos… no positivo

– No podés pagar grandes sueldos, por eso tus jugadores salen a la cancha con la heladerita de Rappi en la espalda. 

– Para reforzar al equipo el presidente de la institución se jugó todo. Lamentablemente, el 17 no salió en toda la noche en la ruleta del casino online en la que juega

Escuchá la columna completa de Pasas Cosas Raras de Adrián Stopplman