Canción actual

Title

Artist


Soledad Barruti, sobre el proyecto de instalar granjas factoría de cerdos: “Nos estamos comprando un problema gigante”

Escrito por el 26 julio, 2020

En Pasajera en Trance, la periodista especializada en alimentación criticó la posibilidad de que empresas chinas instalen en el país granjas factoría de carne porcina. Enumeró peligros inminentes para los vecinos y la posibilidad de una nueva pandemia.

“En la medida en que tenés granjas industriales de animales, sean cerdos, pollos o vacas, hacinados, compartiendo excrementos y fluidos, alimentados con antivirales y antibióticos, son propensos a generar alteraciones que terminaron en pandemias”, dijo Barruti en referencia a la gripe porcina aparecida en Mexico, la peste porcina africana -que llevó a China a sacrificar unos 250 millones de animales– y la nueva cepa de gripe porcina, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) podría derivar en una nueva pandemia.

Segun Barruti, autora de Malcomidos y Mala leche, las granjas factoría son “un caldo de cultivo de tóxicos. Incluso en países desarrollados como los Estados Unidos, los desechos van a unos piletones de tamaño tan descomunal que los excrementos suben a las nubes y terminan lloviendo sobre la población”.

El 6 de julio pasado, la cancillería argentina difundió una comunicación entre el ministro Felipe Solá y el ministro de Comercio chino, Zhong Shan, y anunció una “asociación estratégica” entre ambos países, referida a la producción de carne porcina con una “inversión mixta entre las empresas chinas y las argentinas” para “producir 9 millones de toneladas de carne porcina de alta calidad”.

Para Barruti, la solución no pasa por controlar esta forma de producción. “Podés generar mecanismos de control pero el problema va a saltar igual. Argentina, con sus feed lots y la crianza industrial de ganado, tiene números récord de síndrome uremico hemolítico“, la principal causa de de transplantes en niños según la periodista.

“Hay que abandonar el sistema de producción industrial y pensar otro que no dañe el medio ambiente y mejore las condiciones del sujeto productivo más empobrecido del mundo, el trabajador rural. Es otra deconstrucción que necesitamos hacer de una forma patriarcal de pensar al mundo y a las personas”, opinó.

Etiquetado como: