Canción actual

Title

Artist


La guía de Adrián Stoppelman para entender a los periodistas

Escrito por el 7 junio, 2019

Humor en el día del periodista

La guía de Adrián Stoppelman para entender a los periodistas

Pasan cosas raras con el día del periodista. Porque es como que hoy en día está todo muy mezclado: el periodista serio, el operador, el payaso, el sicario, el comentarista que ahora es ministro de economía, el médico a distancia, el facho loco, el facho solapado, el experto en todo, el perito explicador, el meteorólogo que opina, la chica de la pollerita corta… lo que demuestra que… hay demasiados periodistas. Demasiados periodistas y poca información. ¿Cuántos periodistas hay en la Argentina? ¿5000? ¿8 mil? ¿Cuántas noticias hay por día? ¿500? ¿O son 100 que repiten los 8000? Es difícil de saber. ¿Cómo es que la misma información ocupa 48 páginas en un diario y en el otro 26? ¿Serán las fotos? ¿los avisos? O sea que si sacamos la fotos y los avisos, la cantidad de noticias que hay por día se ve reducida a 300, digamos, pero periodistas… sigue habiendo 8000! Demasiados para tan poca información.  Y después hay que entender qué te quisieron decir. Por eso le pedí a la división “Espero que después de esto no me manden a la utba que me periodistó” de WWW PCR un informe con un breve diccionario para entender a los periodistas. Cuando un periodista dice:

– La policía no descarta ninguna hipótesis: No se sabé qué cuernos pasó ni cómo fue, no me sigan preguntando que nadie tiene la más paupérrima idea

– A plena luz del día: No era de noche, ni estaba oscuro, ni nublado. En horario bancario

– Afortunadamente, No hubo que lamentar víctimas (Lamentablemente no murió nadie, esto deja de ser noticia dentro de media hora)

– Es un secreto a voces: No es un secreto. Es algo que todos ya saben y que acá vamos a repetir como si fuera una primicia
– Un Confuso episodio (no tenemos idea de lo que pasó) y si agregan la frase “Férreo hermetismo” no solo no tienen idea, sino que no consiguieron a nadie que les bata la posta

– Movimiento telúrico: No significa que se le movió el bombo, ni que levantó tierra bailando un malambo. Terremoto. Movimiento sísmico. Menos poético, pero más seguro de entender.  (equivalente a precipitación pluvial para creer que el que habla es culto o conoce sinónimos)

– Un luctuoso episodio (al menos hay un fiambre)

– La policía está efectuando los procedimientos de rigor. Acá no se sabe… si está estudiando el caso, o si fueron a la pizzería a mangar una grande muzzarella…

– Conmoción en el tranquilo barrio (Hay por lo menos dos viejas en chancletas y 12 personas que pasaban por la cuadra curioseando a ver si se enteran qué fue lo que pasó)

– Malogrado individuo (quiso hacer un video estúpido para youtube y se cayó de un piso 17)

– Un relato estremecedor (logré que el entrevistado llorara frente al micrófono… notón!!)

– Con lágrimas en los ojos (en qué otro lugar podría tener lágrimas? en el tujes? Llorando)

– Maratónica jornada (estoy acá hace 16 horas y no tuve tiempo ni de comer un pancho, manden a otro, por dios)

– Quisimos dialogar con la gente pero estaba alterada (casi nos muelen a palos)

– Salvando las distancias (no hay forma de comparar, pero lo voy a comparar igual aunque no se parezca en nada)

– Las imágenes hablan por si solas (entonces callate!!)