Canción actual

Title

Artist


¿A qué juegan Lavagna y Schiaretti?

Escrito por el 23 mayo, 2019

La columna de Fernando Borroni

Lavagna le saca votos a Macri. No hay dudas de eso.

¿Si es cierto que Roberto Lavagna es el candidato de Clarín, entonces el multimedio de Magnetto  le está sacando votos a Macri?

¿Por qué lo haría? …Porque quiere que Macri se baje, porque hoy Macri pierde. Frente a culquiera. Pierde.

Primera hipótesis entonces. Lavagna es un instrumento del poder real para vaciar de poder a otra porción de él que ya no le es útil. El ex ministro de economía de Néstor Kirchner, es hoy, la herramienta del poder real, que sabiendo que no gana, trata de socavarle poder a todo lo que quede en que ya no lo sea propio.

Lavagna no quiere ir a la interna dentro del espacio “Alternativa Federal” y será candidato por “Consenso 19”.  Con esta decisión le resta potencia al “peronismo alternativo” para llegar al ballotage. Porque de ser parte de ese espacio empujaría a Cambiemos a un tercer lugar, con serias posibilidades de llegar al ballotage.

Pero no lo hace, asegura haber cerrado la puerta, aunque no esta dicha la última palabra. ¿Por qué? ¿A qué juega?

Y aquí se abre un nuevo interrogante. ¿Estamos, nuevamente, frente al vedettismo politico, con un hombre cuya autoestima esta alterada y en niveles desproporcionados a la realidad? o ¿ estamos frente a una maniobra que no podemos dilucidar?

Por su parte los integrantes de Alternativa Federal no quieren sumarse a la amplia convoctoria que esta haciendo Alberto Fernandez , ¿por qué? Si cada uno de ellos sabe que “jugar por adentro” les garantiza algunas porciones de poder, a partir de las “repartijas propias” de los tiempos de acuerdos politicos.

Hoy a Sergio Massa le es más conveniente ir a unas PASO dentro del peronismo, que ir por afuera. Le permitiría tener mas diputados en las listas, intendencias, concejales y hasta futuros ministerios. Sin embargo aún no se define.

Del que está clarísimo a que juega es Juan Schiaretti.  No hay dudas. Siempre fue el bastión de Macri, el gobernador soporte de este poder nefasto que construyó el macrismo. Lo dijimos desde este mismo microfono el lunes posterior a su triunfo electoral. Schiaretti jugó y juega para Mauricio Macri garantizandole el peronismo partido. No más, no menos.

Por lo tanto: Lavagna es el instrumento con que Clarín le saca votos a Macri y Schiaretti es la herramienta de Macri para quitarle votos al peronismo. Ambos son garantía de ruptura.

Por otro lado, desde Ciudad Gótica, los radicales no quieren a Macri candidato, sin embargo, no parecen dispuestos a romper con Cambiemos. Sólo  buscan cargos. Nada más.. Hoy los radicales son aves de rapiña sobrevolando el basural que deja este gobierno, para ver cuales de los desechos puede hacerlos sobrevivir politicamente.

¿Qué evidencia todo esto? La respuesta la sintetizó esta mañana Eduardo Aliverti. Estamos frente a candidatos, dirigentes políticos, sin vocación de poder.

De lo que no hay dudas es que los únicos que tienen vocación de poder, para hacerse cargo, asumirlo y gestionarlo es la formula Fernández-Fernández. Ni la izquierda tiene vocacion de poder real en la argentina. Si la tuviese su relación enre las ideas y la realidad sería otra.

Lo que hay que decir es que aquellos que no tienen vocación  de poder pero quieren hacernos creer que sí la tienen, lo único que estan haciendo es favorecer el status quo, al poder real neoliberal que nos gobierna. Todos cómplices por acción o por omisión.

La “no vocacion de poder” de aquellos que se muestran frente a la sociedad como interesados en tenerlo, no son otra cosa que titeres de un poder que busca jugar a la democracia, a la amplitud y lo que persigue es disipar, dividir las fuerzas populares que puedan ponerle en riesgo ese poderío político.  Todas estas formulas, las que amenazan con ser y no son… ¡Que sí!, ¡Que no!, que me bajo, que no me bajo, que voy a la interna, que no, que venga Tinelli y Scioli y el payaso sin dientes, no son más que los tentáculos de un mismo cuerpo, de un pulpo que no muestra la cabeza pero que esta ahí. Siempre, a lo largo de la historia.

A menudo es dificil saber como mueve las piezas, ese cuerpo del poder real, lo que es, bastante más sencillo, es desnudar el movimientos de sus tentáculos.